126789

04.02 | Información General Suplemento FINDE

Lo onírico también se hace arte

De una familia en la que siempre se respiró un ambiente de música y arte, no pueden salir más que artistas. Juan José Wally se encontró con la pintura, la fotografía y los videos para quedarse en ellos y evolucionar en su profesión. En su taller, El Gigante Azul, se gestan diversas obras, realistas o no, con un talento innovador y provocador que expresa su "ser creativo".

Yanela Alves

[email protected]

"Muchos me conocen como pintor, es mi origen", reconoció el artista Juan José Wally en su paso por el programa Grita el Arte (sábados de 11 a 13 por 98 Pop). Allí, en diálogo con el conductor, Lucas Borzi, habló de sus obras, de todo lo que lo nutrió para llegar a ser reconocido como un gran pintor en el país y otros lugares del mundo. Se presentó como un referente de El Gigante Azul, el espacio donde se ofrecen talleres donde se trabaja con libertad en la pintura y la música.

"Soy artista visual, es una denominación que fui definiendo con el tiempo. Mi matriz es la pintura. Antiguamente el término Artes Plásticas agrupaba al dibujo, el grabado la pintura y la escultura. Esto fue así hasta el siglo XX. El término hoy ha caído en desuso ya que los artistas plásticos utilizan otros medios como la fotografía, una computadora, entre otros medios digitales, y se definen más como artistas visuales. Yo también hago videoarte o arte digital", en una búsqueda de expandirse e incorporar otras riquezas. Todas las actividades que realiza, "se nutren de mi mismo núcleo, de mi ser creativo y se proyectan".

Lo pictórico

La naturaleza y los momentos muchas veces son arte. Están ante nuestros ojos esperando ser capturados para siempre, en una obra o en una fotografía. Si bien Juan José contó que "ahora hago más pintura y más dibujo", en otras "temporadas" trabajó con el videoarte y la fotografía.

Si bien ha convertido en pintura muchas de sus fotos, otras "muchas veces mueren fotografías y no pueden ser pinturas". Y a pesar de que tiene un gran álbum de fotos que ha realizado, nunca las ha exhibido, "soy expositor de pintura y la gente me conoce como pintor".

Realismo asombroso

El nivel de realismo que tienen sus obras es fascinante y el observador tiene que concentrarse y volver a recorrer la obra para notar que no se trata de una foto. "Hay una esencia fotográfica, es un engaño inicial", reconoció el pintor. La idea es que quien se encuentre con una pintura suya "observe más allá del impacto inicial porque como en cualquier arte, tiene que haber una atracción".

Si bien entiende que las redes sociales le posibilitan llegar a muchos públicos y mostrar lo que hace, "las obras deben verse en vivo, necesitamos exponer y generar contacto con la gente".

Una de las series que realiza consiste en pintar frutas, verduras o elementos como si estuvieran dentro de una bolsa, y lo que se genera visualmente es maravilloso, "yo trabajo con distintos niveles, pongo en contraste lo artificial y natural. Hay un simbolismo que la gente descubre. Ese plástico que no es el común de verdulería, tiene una riqueza. Uno lo usa para envolver bombones pero lo puse en las frutas", expresó. Y es que también trata de "poner contradicciones que a veces el espectador no lo toma de golpe pero empieza a verlos después", cuando se toma su tiempo para indagar en profundidad.

Acuarelas

Martín fue el oyente que se llevó la obra "Ventania" que Juan José llevó como regalo para sortear en el programa radial. La hizo con acuarela, "una técnica que practico para mí", aunque lo que habitualmente expone sean trabajos con acrílicos u óleos.

Las creaciones en acuarela son en formato chico, "las he vendido pero raramente las expongo" y en lo que refiere a su ser artístico, es en ellas donde encuentra una cierta libertad, "por lo fresco de la técnica, los fresco, la transparencia", y por ello, "es una técnica maravillosa y deseo producir obras en acuarela intensamente".

Percepciones

Los artistas tienen percepciones del mundo diferentes. Algunos más realistas que otros pero es eso lo que les permite definir su arte, su estilo. "Una obra surge de una idea, una visión, una percepción del mundo. Después sigue la imagen que en mi caso tiene como primacía una base de dibujo. Mi arte es figurativo, prima la figura y en esa figuración hay un estilo realista, o hiperrealista pero que tiene un ribete metafísico, vinculado con lo onírico", detalló.

Aunque sean imágenes realistas, "parece que muestran algo raro, cosas raras, que no se pueden definir, que no es fácil de ver. En casos, hay obras que van más alá, rompo con lo formal y juego con otro tipo de contenidos en la imagen y coqueteo a veces con la abstracción".

"Mi arte tiene una identidad, mi idea es siempre evolucionar en el estilo, no dejo de desarrollar cosas nuevas, me estoy reinventado constantemente", y aseguró que "sino, para mí, sería aburrido".

Su recorrido

Nació en Buenos Aires, el 9 de noviembre de 1967. Egresó de la Escuela Nacional de Bellas Artes de Azul "Luciano Fortabat" en 1986 con el título de Maestro Nacional de Bellas Artes. Obtuvo en 1988 la beca nacional de Pintura del Fondo Nacional de las Artes y estudió con el pintor Jorge Melo, al mismo tiempo que asistió a la Asociación Estímulo de Bellas Artes para dibujar y realizó práctica con modelo vivo.

Viajó posteriormente a Italia en 1991 y permaneció allí casi tres años, primero en Saluzzo (provincia de Cuneo) y luego en la ciudad de Turín, desarrollando allí su producción artística.

En 1993 regresó a Argentina y dos años después estudió fotografía. Entre 1998 y 2001 se perfeccionó en el campo de la tecnología digital aplicada al arte en forma autodidacta. Dirigió el Museo Municipal de Artes Plásticas Dámaso Arce entre los años 1996 y 2003.

Expone desde 1986, realizando muestras individuales y colectivas en el país y el exterior. Participó además en muestras colectivas y salones, obteniendo además diversas recompensas. Juan José Wally realiza creaciones con diversos medios como la pintura, la fotografía y el video. Sus obras se encuentran en colecciones particulares e instituciones de Argentina, Chile, Italia, España y Estados Unidos. Trabaja en la ciudad de Olavarría, desde donde realiza su actividad como artista y como docente en el taller "Gigante Azul" en Olavarría.

Arte de cuna y taller

"Mi familia está definida por lo cultural y la docencia, somos siete hermanos. Dos son músicos, Santiago y Juan Manuel, ambos tiene una formación musical junto con un amigo, Eric Vallejos, docente en el Gigante Azul y Santiago da clases en el Gigante Azul", contó. Ese lugar es "un semillero de arte, se produce arte pictórico y musical".

"Todos hemos bebido el arte. Nuestros papás escuchaban mucha música clásica", manifestó Juan José y recordó que tuvo una formación musical "interrumpida". Estudió en el Conservatorio de Música, en la Escuela Municipal de Música y esa experiencia también lo nutrió como artista.

"El medio local es un medio artístico que genera empatía, ganas de compartir y de contagiarse de la actividad". Su hermano Santiago junto a Esteban Landoni, Quique Ferrari y Juan José Vilches integran WFLV, una banda con un estilo musical muy particular y de gran calidad.