126897

07.02 ESTILO DE VIDA

Pompas de jabón resistentes

Las pompas de jabón, cuanto más grandes y resistentes, mucho mejor. Aquí está la solución para largos ratos de diversión, la receta perfecta para el líquido con que se hacen que, dicho sea de paso, viene también envasado y se puede adquirir en jugueterías y comercios del ramo.

El truco para que las pompas de jabón no estallen en seguida es añadir glicerina a la solución. La glicerina ayuda a que la pompa retenga agua y así sea posible jugar con ellas más tiempo. Se la puede comprar en la farmacia. Otro truco es mantener la fórmula en la nevera para usarla fresquita. Aquí van tres recetas.

Solución normal: Mezcla cinco partes de agua, una parte de detergente líquido y una o dos cucharadas de glicerina.

Solución espesa: Con esta mezcla las pompas aguantarán el viento y llegarán al suelo sin romperse. Mezclar 2-3 partes de agua, una parte de detergente y una o dos cucharadas de glicerina.

Solución de pompas con efecto rebote: Con esta receta se conseguirá que las pompas reboten al chocar con las prendas de vestir. ¡Increíble! Se necesitan dos paquetes de gelatina no aromatizada, cuatro vasos de agua caliente, 3-5 cucharadas de glicerina y 3 cucharadas de detergente líquido. Disolver la gelatina en agua caliente y añadir la glicerina y el detergente líquido; quedará como un gel que se deberá recalentar cada vez que se desee utilizarlo.

Cómo hacer pompas. Se puede comprar un dispositivo, fabricarlo con alambre o usar el dedo índice y pulgar y soplar. También se puede hacer un divertido multilanzador uniendo varias pajitas de refresco. Se fabrica de la siguiente manera: cortas varias pajitas a unos 7 u 8 cm y unirlas con una cinta adhesiva. Al soplar, saldrá una nube de pompitas multicolores.