127193

15.02 | Información General Según anticipó mediante un informe el Servicio Meteorológico Nacional

El fin de semana se reactivarían las temperaturas propias del verano que cederán con nuevas lluvias

Al menos hasta el jueves próximo se prevén registros de entre 30º y 35º, debido al "ingreso de aire cálido y húmedo desde el norte". Sin embargo, "el paso de un frente de tormenta reactivará las precipitaciones en gran parte del área agrícola".

Luego de una breve tregua donde imperaron temperaturas otoñales, por estos días se espera una reactivación en los registros térmicos propios del verano en todo el país, que comenzaría a efectivizarse durante este fin de semana y se prolongaría al menos hasta el jueves próximo, cuando la llegada de algunas lluvias marcará una nueva baja transitoria.

Según un informe dado a conocer esta semana por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), "la segunda quincena de febrero comenzará con altas temperaturas, mucho sol y pocas nubes en casi todo el país, con marcas térmicas máximas que superarán los 35º en el norte de la Patagonia y los 30º en la región central de Argentina".

Luego de casi una semana con temperaturas templadas y mañanas algo frescas, está previsto que desde hoy viernes "las temperaturas empiecen a subir en casi todo el país, menos en el sur del litoral y en el este de Buenos Aires", aseguró Cindy Fernández, meteoróloga del SMN, en diálogo con la agencia Télam.

En la costa este y el norte patagónico "se esperan temperaturas máximas que superen los 35º", señaló la especialista, y remarcó que la máxima pronosticada para Neuquén para el próximo sábado es de 39º. Fernández explicó que este incremento en las marcas térmicas se debe a la "presencia de un sistema de alta presión en el Atlántico que permite el ingreso de aire cálido y húmedo desde el norte".

De este modo, la región central del país también se verá afectada por este frente. Por esa razón, al menos hasta principios de la próxima semana las marcas térmicas máximas superarán los 30 grados y "debido a la humedad en el ambiente, es probable que la sensación térmica sea más elevada que la temperatura real".

Así, en el noreste del país las temperaturas comenzarán a incrementarse pero de forma moderada y "recién a comienzos de la semana próxima este ascenso será marcado". La especialista recordó que si bien se espera tiempo bueno en casi todo el territorio, hay probabilidad de "algunas lluvias aisladas en Salta y Jujuy, especialmente por las tardes".

Estas previsiones mantienen cierta similitud con las dadas a conocer ayer por la Bolsa de Cereales, que anticipa el retorno de "los vientos del sector norte, incrementando gradualmente la temperatura. "El este del NOA, la mayor parte de la Región del Chaco, gran parte de la Mesopotamia, la mayor parte de Cuyo, gran parte de la Región Pampeana, el sudeste del Paraguay y gran parte del Uruguay experimentará temperaturas máximas superiores a 30°, con amplios focos cercanos a 35° y otros focos con valores menores".

Paralelamente, el paso de un frente de tormenta reactivará las precipitaciones en gran parte del área agrícola, aunque dejando algunas áreas con valores escasos. "El oeste del NOA, gran parte de Cuyo, el sudeste del Chaco, el sur de Misiones, gran parte de Corrientes, el centro-este de Entre Ríos, el centro de la Provincia de Buenos Aires, el oeste de La Pampa, el noroeste y el sudeste del Paraguay y la mayor parte del Uruguay recibirán registros escasos (menos de 10 mm)".

Junto con el frente llegarán vientos del sur que provocarán el descenso de la temperatura en la mayor parte del área agrícola, con temperaturas mínimas inferiores a lo normal y brindando una pausa en el calor. "El centro-este del NOA, el centro de Cuyo, el este y el oeste de La Pampa y las serranías de Buenos Aires, observará temperaturas mínimas entre 10 y 15ºC, con un foco con valores inferiores sobre el sudeste de la Provincia de Buenos Aires".

En Olavarría

Según el pronóstico extendido del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitido ayer a las 18 para la ciudad de Olavarría, para hoy se espera una temperatura mínima de 13º y una máxima de 27º, con "cielo despejado a ligeramente nublado y vientos leves a moderados del sector norte, cambiando a direcciones variables y luego del sector sur" por la mañana y "cielo algo nublado, con vientos moderados del sector sur, cambiando a direcciones variables y luego al sector norte" por la tarde.

El incremento de la temperatura comenzarían a afianzarse a partir de la jornada del sábado, cuando se prevé una mínima de 15º y una máxima de 30º, con cielo "algo nublado" durante toda la jornada. Para el día domingo se estima una mínima de 15º y máxima de 32º, también con cielo "algo nublado" durante todo la jornada.

El rigor del verano continuaría haciéndose sentir en el comienzo de la semana próxima y para el lunes se anticipa una mínima de 16º y una máxima de 32º, con "nubosidad variable" durante la mañana y clima "inestable" por la tarde.


Lenta vuelta a la normalidad

De acuerdo con el informe climático estacional de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, "el retorno simultáneo del Océano Pacífico y del Océano Atlántico hacia sus niveles térmicos normales está llevando al sistema climático a un estado neutral, moderando las precipitaciones en las áreas que sufrieron excesos. Lo mismo sucedería con el régimen térmico, con una moderación de los intensos calores que viene padeciendo gran parte del área agrícola".

No obstante, "la normalización del sistema climático será lenta. Por ese motivo durante febrero continuarán observándose fuertes perturbaciones. Persistirán las precipitaciones intensas sobre Bolivia y el NOA, así como sobre el litoral fluvial y la costa atlántica. El interior de Argentina podría experimentar precipitaciones escasas. El régimen térmico experimentará marcadas oscilaciones".

Para marzo se anticipa "una vigorosa entrada de vientos tropicales, cálidos y húmedos, que se extenderán sobre el NOA, Cuyo, la Región Pampeana y el sur de Uruguay, causando vigorosas tormentas. El régimen térmico experimentará marcadas oscilaciones, con posibles heladas tempranas en Cuyo y el sudoeste de la Región Pampeana".

En abril persistiría "la circulación tropical, con fuertes precipitaciones sobre el NEA, el norte de la Región Pampeana y gran parte del Uruguay. Mientras que Cuyo, el centro y el sur de la Región Pampeana observarán precipitaciones irregulares".