127256

17.02 

Hace 500 años llegaba la primera imagen de la Virgen María a América

El jueves último, la arquidiócesis de Tlalnepantla, en México, inició el Año Jubilar que conmemora los 500 años de la llegada de la primera imagen de la Virgen a México, Nuestra Señora de los Remedios. 

La imagen de la Madre de Dios llegó a México entre las pertenencias del capitán Juan Rodríguez de Villafuerte, uno de los hombres que con Hernán Cortés arribaron a Cozumel en febrero de 1519. La imagen de Nuestra Señora de los Remedios se convirtió inmediatamente en bandera de evangelización.

Actualmente, esta imagen se encuentra en la basílica de Nuestra Señora de los Remedios, en Naucalpan, perteneciente a la arquidiócesis de Tlalnepantla, donde se celebró la Eucaristía con la que se inició el Año Jubilar.

Se trata de una talla de madera estofada, pequeña, mide 27 centímetros de alto, y el niño que carga en su mano izquierda es de unos seis centímetros. Fue facturada probablemente en Malinas, Bélgica, en los siglos XIV o XV, y es del tipo de imágenes que se acostumbraba llevar en la montura de los caballos.

Juan Rodríguez de Villafuerte recibió la imagen como obsequio de su hermano "para su consuelo" y para "protegerlo de los peligros que pudiera tener en el Nuevo Mundo".

Se trata de la misma imagen que presidió la primera misa que se realizó en México oficiada por el padre mercedario, fray Bartolomé de Olmedo, con los primeros 20 bautismos, en la desembocadura del Río Grijalva, en Tabasco, el 17 de marzo de 1519.

Narra la tradición, que la imagen de Nuestra Señora de los Remedios por indicación de Cortés quedó instaurada en un altar del templo más importante en Tenochtitlán donde los aztecas realizaban sus horrendos sacrificios humanos.

Al desatarse la guerra entre españoles y aborígenes, y tras la llamada "Noche Triste", entre el 30 de junio y el 1 de julio de 1520, la imagen estuvo desaparecida durante 20 años y al ser recuperada, gracias a un indio cacique llamado Juan Águila, "las autoridades la llevaron 75 veces en procesión por la calzada México-Tacuba rumbo a la Ciudad de México, y en 1575 construyeron el santuario donde hoy se la venera.

El Año Jubilar

Para celebrar los 500 años de la llegada de la imagen de Nuestra Señora de los Remedios a México, en la arquidiócesis de Tlalnepantla se realizará un Año Jubilar, durante el cual se recordarán diferentes acontecimientos históricos; en primer lugar, este 14 de febrero se celebrará la llegada de la imagen al continente; posteriormente, el 17 de marzo, se recordará la primera misa donde participaron los naturales del lugar, en Tabasco.

Para el 25 de marzo se conmemorará la construcción de la primera villa o ciudad que estuvo dedicada a Nuestra Señora de las Victorias; luego, el 1 de julio, la misa que se celebró en Tenochtitlan con la imagen presente; y finalmente, el 1 de septiembre, se conmemorará la solemnidad de Nuestra Señora de los Remedios. El Año Jubilar terminará el 1 de julio de 2020, que es la fecha en la que llegó a su actual basílica.