127398

21.02 | Información General El concejal Marcelo Latorre dice que sucede porque es "un año electoral"

Agroquímicos: "era antipopular"

La Provincia suspendió por un año la controvertida resolución. El titular de la Comisión de Ambiente del HCD cuestionó la falta de compromiso político y dijo que a nivel local la Mesa de Diálogo es "entre ellos mismos".

"La suspensión de la resolución tiene que ver con algo bien concreto: hubo una presión de otras instituciones otros actores que manifestaban que era una barbaridad fumigar en zonas de escuelas. Una locura. Son agrotóxicos muy potentes y no hay control", disparó el concejal Marcelo Latorre, presidente de la Comisión de Medio Ambiente del HCD.

El edil se refirió a la resolución 246/18 sobre fitosanitarios que entró en vigencia el 1 de enero pero que ahora quedó sin efecto por decisión del gobierno de María Eugenia Vidal. También se modificó el artículo quinto sobre la "abstención total de aplicaciones o pulverizaciones".

La normativa generó polémica porque habilitaba la fumigación cerca de áreas urbanas y escuelas rurales , de acuerdo a determinadas condiciones meteorológicas, de toxicidad y equipos a utilizar.

De hecho, el concejal del Frente Renovador, Marcelo Latorre llegó a manifestar en su momento que "la ley es un disparate, no fija ningún tipo de distancia y eso es lo temeroso".

Ahora, el ministro Leonardo Sarquís, ex gerente de Monsanto, rubricó la nueva resolución que se publicó el lunes pasado en el Boletín Oficial, que modifica el artículo 5 de la disposición anterior y establece la abstención total en cuanto a la realización de aplicaciones y pulverizaciones de fitosanitarios , en los lotes que linden con establecimientos educativos, campos de bombeo o baterías de pozos para el abastecimiento público, cuerpos y cursos de agua emplazados en el área rural.

Además, decidió suspender la vigencia de la Resolución 246/18 por el término de un año a fin de poder trabajar en forma precisa y detallada, y a su vez optimizar las condiciones de operatividad con los Municipios suscriptores del convenio de colaboración y asistencia que permita su implementación.

El concejal massista destaca que se haya dado marcha atrás pero desliza un "ojalá se hubiera suspendido de por por vida y que hubiera otras restricciones, otro tipo de análisis. Vamos a tener que trabajar en otro tipo de ordenanzas para ser más duros".

Latorre no pudo evitar asociar esta decisión con las urnas. "Es un año electoral" y "era antipopular para un sector importante de ambientalistas e incluso para la gente de campo", señaló. Y agregó: "más allá de la mesa que se quiera poner y de la responsabilidad del ingeniero agrónomo esto es una pantalla. Es todo una farsa. No hay ninguna intención de cuidar el medio ambiente".

El titular de la Comisión de Medio Ambiente del Concejo Deliberante cuestionó que "nunca hubo una autocrítica acerca de los daños que provocan las fumigaciones, ni sobre los tipos de productos, ni del daño ecologico no solo para plantas y animales sino para el hombre. O todos los obreros afectados con los productos...".

Latorre hizo hincapié en el plano local
"En Olavarría aun no se contestó el pedido de informes que presentó Margarita (Arregui, concejal eseverrista) sobre lo que sucedió en el arroyo Tapalqué y hacen una Mesa de Diálogo con los ingenieros agrónomos... Pero son toda gente de ellos. Nunca convocaron a la Comisión de Medio Ambiente del Concejo. Convocan a Mesa de Diálogo entre ellos mismos y con gente que los va a adular", dijo, apuntando los dardos contra la gestión de Galli.

De todos modos, aclaró que mientras tanto "hay ingenieros agronómos que están en contra de esas prácticas" y que incluso "en la región del sudeste están tratando de poner menos agrotóxicos en determinados cultivos. Hay ambientalistas, ecologistas, naturalistas que están en desacuerdo porque hay que ir buscando practicas más limpias, más saludables y no tanto verso".

Es que, hasta ahora "lo que hemos hecho es favorecer los intereses de ellos que no tienen nada que ver con mejorar la calidad del medio ambiente y es una alegría que por lo menos por un año se haya suspendido esto".

En la misma línea, se preguntó "¿cuáles son las buenas practicas agrícolas? ¿Qué quiere decir? Que toda la vida hemos hecho malas practicas y con el monocultivo y la siembra directa estamos dañando suelos y cursos de agua por aplicación de pesticidas, de herbicidas que favorecen el crecimiento del híbrido y esta dañando la vida".

Como ejemplo, señaló las realidades que se viven en el norte del país. "No es casualidad la cantidad de problemas que tenemos ahí con lluvias en Salta y Jujuy... Todo el tema del desmonte ha provocado daños terribles y el cultivo de soja que no puede beneficiar en nada porque no hace infiltración como es el árbol. El bosque nativo hay que protegerlo", expuso sobre el final.
  • A 20 metros
"Ayer me llamó una vecina, de Colonia San Miguel. Estaba muy preocupada porque a 20 metros de su casa estaba el mosquito, fumigando, y me preguntó qué hacía, a quién denunciaba y adónde. Esto está pasando en el Partido de Olavarría, no tenemos que irnos al norte del país", ejemplificó el concejal Marcelo Latorre.

Dos ejemplos
  • Huertas frutihortícolas bajo la lupa
"Recorriendo durante este verano las huertas frutihortícolas de Batán y Mar del Plata, comprobamos que muy pocas utilizan un modelo agroecológico" aunque en Mar del Plata "hay una ordenanza que establece los mil metros de distancia para fumigar. Que es bueno", graficó el concejal Marcelo Latorre. "Los productores dicen que no les dan los costos pero lo cierto es que cada productor quiere mayor ganancia y hay una avaricia sin importar el daño ambiental. Los tomates maduran de afuera hacia adentro, cuando debería ser al revés", expuso, a la hora de dimensionar el impacto.

  • SOS en el Mercado Central
El biólogo y periodista ambiental "Sergio Federovisky explicó que el 76% de los productos frutihortícolas que llegan al Mercado Central de Buenos Aires son rechazadas por tener agrotóxicos. Es muy preocupante", expuso el edil massista. El escenario es inquietante y los técnicos de los laboratorios del Mercado Central sostienen que en los últimos dos años los hallazgos de sustancias no aptas para el consumo humano aumentaron en un 5%, en una tendencia que se convirtió en creciente.
Con el agravante de que hay millones de toneladas de frutas y hortalizas que son comercializadas en verdulerías de todo el país y llegan directamente de la huerta sin pasar por controles del Mercado Central ni de ningún otro tipo de laboratorio.