127405

22.02 | Política 

Macri: "Estoy convencido de que los argentinos no quieren volver al pasado"

El presidente Mauricio Macri aseguró que está "convencido" de que "los argentinos no quieren volver al pasado" en referencia a las candidaturas para las elecciones de octubre, y afirmó que todavía no está decidido quién lo acompañará en la fórmula para la reelección, ya que "hay tiempo" para eso.  

"Soy el primero en darme cuenta de que el camino del cambio que emprendimos está comenzando. Entonces, lo peor que podría hacer es abandonar a todos los argentinos que creen realmente que hay una Argentina que se incluye en el mundo, con una mejor calidad democrática y que apuesta a las instituciones sólidas. Una Argentina donde no se miente, no se roba, y donde se ha avanzado, pero todavía falta mucho", afirmó Macri en una entrevista que publica hoy el diario Clarín, realizada durante la gira presidencial que realizó por la India, Vietnam y Emiratos Árabes Macri aseguró: "Estoy convencido de que los argentinos no quieren volver al pasado", tras agregar que está "listo para ser candidato".

Asimismo, confió que "no está decidido todavía" quien será su compañero de fórmula: "Tenemos cuatro meses por delante y muchos problemas para resolver. Primero tenemos que terminar de salir de todas las consecuencias de las tormentas del año pasado", y "hay que focalizarse en la gestión", dijo.​ Consultado sobre si la ex presidenta y actual senadora Cristina Kirchner será candidata, respondió: "Cada vez que pronostiqué algo de lo que iba a hacer la ex presidenta no acerté", así que "pregúntenle a otro", soltó.

El Presidente señaló que en los próximos comicios "se juega si queremos volver al pasado, volver a aislarnos del mundo, volver a un sistema más autoritario y con menos libertades, o creemos realmente en la capacidad de innovación y de creación que tenemos los argentinos".

"Acá hay con claridad un modelo de desarrollo que ha empezado a dar sus primeros pasos. Pero necesitamos ser coherentes y persistir", sugirió.

Por otra parte, ratificó como que "meta" reducir la pobreza, pero advirtió sobre la "pobreza estructural, de la que nunca nadie se ocupó en varios años".

Por otra parte, manifestó que "en la medida que sostengamos el equilibrio fiscal, que tengamos una política monetaria clara y que sigamos apostando a reducir los impuestos para que el sector privado pueda crecer y acompañarnos en este desarrollo, la inflación va ir bajando".

"Este año va a ser sustancialmente más baja que la del anterior. Estamos todavía en el orden del 3 por ciento, pero hay que pensar que bajamos del 6% que tuvimos en septiembre y octubre. Si persistimos en este camino vamos a ver una baja sistemática de la inflacion", indicó.

El jefe del Estado consideró que el dólar "está igual que lo que estaba en septiembre. Entonces hay que confiar que esta política monetaria le da una previsibilidad a la economía argentina que antes no tenía y que se está cumpliendo con el presupuesto público".

"También hay que entender que los mercados están condicionados por el tema electoral: cuando vean con claridad que la Argentina va a continuar en el sendero del cambio, todo el ambiente del sistema financiero va a mejorar rápidamente", indicó.

"A los argentinos que dudan les digo que si no les alcanza con mi palabra, que escuchen lo que dijeron los líderes del mundo que nos visitaron en el G20, y que estén seguros que tenemos que persistir", pidió.

Sobre si está de acuerdo en que haya internas en Cambiemos, tal como vienen solicitando algunos dirigentes radicales, Macri dijo: "Mi foco es la gestión. Y lo que decida la Mesa Nacional de Cambiemos, para mí va a estar bien. Confío en ese mecanismo y ahí se evacuará".

Y respecto del diputado Martín Lousteau, que forma parte de la comitiva presidencial en Asia, quien manifestó el pedido de las PASO, el primer mandatario dijo que "cada uno tiene derecho a expresarse", y que él lo "invitó para que conozcan estos países que son socios importantísimos de la Argentina".

Sobre el final de la entrevista, Macri interpretó que "el mundo veía claramente que la Argentina replicaba el modelo de Venezuela, que iba a esa crisis terminal. Y ahora ve que la Argentina, con dificultades, va por la dirección correcta".

Pero destacó que ninguno de los países que han salido de las crisis "lo hicieron de un día para el otro".