127407

22.02 | Información General 

Cancillería brinda asistencia a argentina que tuvo un ACV en Tailandia

La Cancillería informó que la embajada en Tailandia (Bangkok) viene prestando asistencia consular a Mercedes Ema Albinatti, de 73 años, quien está internada desde enero con un cuadro delicado de salud, y a su esposo, Carlos Mariscotti, quien la acompaña en su lugar de internación.

La mujer sufrió un ACV el 4 de enero mientras se encontraba de vacaciones en Tailandia junto a su marido, quien desde entonces intenta gestionar un avión sanitario para regresar a Buenos Aires, lo que le fue negado en varias ocasiones y acumuló una deuda de 70.000 dólares en gastos médicos.

Fuentes de la Cancillería indicaron que "la pareja cuenta con seguro médico pero el servicio no cubre la totalidad del tiempo de internación, que se realiza en una clínica privada de Tailandia, por lo que deben sostener los gastos demandados de forma particular".

Agregaron que "la embajada logró gestionar descuentos con el hospital. A la paciente le hacen rehabilitación permanente y los funcionarios consulares comprueban la buena atención brindada Para traer de regreso a la Argentina a la señora sería necesario un vuelo en primera con oxígeno y acompañamiento médico".

"Serían tres pasajes, incluido enfermera y médico. Más dos pasajes de regreso de los profesionales. Se está gestionando ayuda en el Ministerio de Salud y Desarrollo Social, para intentar dar una solución", precisaron.

La mujer, que vive en el barrio porteño de Nuñez junto su marido, Carlos Alberto Mariscotti, fue operada de urgencia en un hospital de Chiang Mei el mismo día que le ocurrió el ACV y, antes de su viaje había contratado un seguro médico, pero solo cubría gastos de hasta 60.000 dólares.

Dos días después de la intervención "el médico dijo que si gestionaba un avión sanitario me daba el alta para que Mercedes hiciera la recuperación en Buenos Aires", señaló Mariscotti en declaraciones a TN.

"Entonces me comuniqué con la Embajada Argentina en Bangkok, a casi mil kilómetros de Chiang Mei: me dijeron que de ninguna manera pagarían un avión sanitario, que costaba como 200.000 dólares. Desde entonces debo haber llamado treinta veces a la embajada".

Mientras tanto, familiares de la mujer intentaron también hacer gestiones en Buenos Aires, pero "del Ministerio de Relaciones Exteriores los derivaron a hacer el pedido del avión sanitario al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. De ahí los mandaron a ver a la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley. En todos los casos la respuesta fue nula o negativa", aseguró el hombre.

Mariscotti, también jubilado, explicó que el cirujano tailandés dijo que está en condiciones de darle el alta pero que necesita un "vuelo con asistencia médica" que, en una aerolínea comercial, cuesta cerca de 20.000 dólares ya que contempla los pasajes ida y vuelta del médico y la enfermera, más el cambio del de la paciente a primera clase ya que necesita espacio para los equipamientos de control.

Esta situación es distinta a la del reciente caso del tucumano Maximiliano Conca, que sufrió un paro cardíaco estando de vacaciones en Chile ya que éste no había contratado cobertura médica para su viaje.

Albinatti sí lo había hecho pero sólo cubría gastos por 60.000 dólares y la deuda por la totalidad de gastos médicos e internación asciende a los 130.000, hasta ahora, por lo que los familiares insisten en poder resolver la cuestión "cuanto antes" para evitar que se incrementen aún más.

"Oportunamente arreglé con el hospital una financiación de la deuda que tengo con ellos, pero para ser preciso, no tengo ni los 70 ni los 20.000 dólares", señaló el hombre.