127668

02.03 | Información General 

Comenzó la etapa de alegatos en el Juicio Monte Pelloni 2

Luego de la suspensión de dos audiencias, finalmente este jueves comenzó la instancia de alegatos. En esta etapa las partes involucradas exponen, luego de haber escuchado los testimonios y evaluado las pruebas presentadas.En este caso, se resuelve la situación penal de 23 imputados. Están acusados de haber cometidos delitos de lesa humanidad, durante la última dictadura militar en Olavarría.

Cerca de las 10:20 de este jueves el Tribunal, compuesto por los jueces Alfredo Ruiz Paz, Víctor Bianco y Luis Imas, dio inicio a una nueva jornada. En esta oportunidad se encontraron presentes la Dra. María Ángeles Ramos y el Dr. Juan Manuel Portela, en representación del Ministerio Público Fiscal. Por su parte, en representación de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Bs As, asistió el Dr. Manuel Marañón y en representación de la APDH estuvieron presentes la Dra. Mariana Catanzaro y el Dr. Guillermo Torremare. Del lado de la defensa, asistieron 7 abogados.

El Tribunal, que en esta oportunidad estuvo presidido por el Dr. Luis Imas, comenzó la audiencia dando a conocer que rechazaba el pedido de incorporación de nueva prueba que había solicitado el Dr. Galán, defensor oficial del imputado Roberto Manuel Fantini, ya que se venció el plazo estipulado para la presentación de la misma y dado que esta, requería tiempo para ser localizada entre expedientes que hasta el momento, no pudieron ser ubicados. "Es un perjuicio para mi defendido" señaló Galán.

De esta manera, alrededor de las 10:25hs, el Ministerio Público Fiscal inauguró la etapa de alegatos. Fue la Dra. María Ángeles Ramos quien comenzó a exponer las razones de lo que será su solicitud de condenas y, dado que esta es una instancia que promete ser extensa, se anunció que en la audiencia del día se expondría el modo de organización de las fuerzas de seguridad durante la dictadura, para luego pasar a describir la prueba final en torno a los casos de la Fábrica de Bolsas Industriales de Hinojo (FABI), el caso de la fábrica de Ladrillos de Olavarría (LOSA) y el caso de José Alfredo Pareja, desaparecido en Olavarría el 12 de marzo de 1977. Durante casi una hora, la Dra. María Ángeles Ramos expuso cómo estuvo organizado el aparato represivo durante la época de la última dictadura militar en Argentina, y particularmente en la Provincia de Buenos Aires. Allí expuso las pruebas que dan cuenta de la subordinación que tuvieron las fuerzas policiales y el servicio penitenciario frente a las Fuerzas Armadas, e incluso más adelante se expuso lo mismo en relación al rol del Poder Judicial. Fue una extensa y detallada argumentación que incluyó el uso de una presentación de Power Point, en la que se explicó el diagrama de divisiones y sub divisiones en las que se organizó el territorio de la Provincia de Buenos Aires durante la dictadura, y donde se expuso también, la fotografía de expedientes y documentos oficiales y secretos que señalaban claramente, el control que las Fuerzas Armadas tenían sobre el resto de las fuerzas de seguridad y la intencionalidad de sus actos.

FABI y LOSA: "la utilización del aparato judicial para disciplinar y contribuir al plan sistemático de la dictadura"

Alrededor de las 11:45 de la mañana, y luego de un cuarto intermedio de diez minutos, la continuidad de los alegatos quedó a cargo del Dr. Juan Manuel Portela, también representante del Ministerio Público Fiscal, quien comenzó a exponer los casos de FABI y LOSA. Allí se ocupó de demostrar por qué, pese a haber sido casos remitidos a la justicia provincial y federal respectivamente, corresponde tratarlos como delitos de lesa humanidad. El argumento principal está basado en que el aparato judicial estuvo subordinado también a las decisiones de las Fuerzas Armadas, quienes eran en definitiva las que decidían la libertad y traslado de los detenidos, según fueran casos de su interés. En este punto, la importancia que tenía para las Fuerzas Armadas los casos vinculados a la organización gremial de los trabajadores, respondía a la búsqueda de instalación de un modelo económico que necesitaba se destruyera el tejido de organización sindical. "Nada más simbólico que elegir a Olavarría, la ciudad del cemento, señores jueces" señaló Portela. De esta manera, la fiscalía expuso las razones que dan cuenta de la injerencia de las Fuerzas Armadas detrás de las detenciones, secuestros y torturas de los trabajadores de FABI y LOSA. Expuso también el entramado de poder entre los directores de las fábricas, como el caso de Branco Zuljevich en la Fábrica de Bolsas Industriales (FABI) de Hinojo, asociado a su cercanía con la fuerzas militares. Lo mismo hizo respecto del poder judicial de la época, al señalar que "el supuesto marco de legalidad, era un ropaje, una parodia".

"El fin de la impunidad"

Cerca de las 15:10hs de la tarde, y luego de haber tenido un cuarto intermedio entre las 13hs y las 14hs, el Ministerio Público Fiscal, a través del Dr. Juan Manuel Portela, continuó con el caso de José Alfredo Pareja, desaparecido en Olavarría el 12 de marzo de 1977, constituyendo el primer desaparecido en la ciudad. Allí se menciona la responsabilidad, entre otros, de los imputados Julio Cesar Tula y de Horacio Ruben Leites por haber estado asociados directamente con el secuestro de Pareja y su posterior desaparición. Lo mismo ocurre con el accionar de la Policía bonaerense que, en palabras del fiscal "la policía encubrió los rastros y el ejército realizó el secuestro". El caso de José Alfredo Pareja es tal vez uno de los más conocidos en Olavarría, dada la incesante búsqueda que realizó su padre Jorge Alfredo Pareja durante años, intentando dar con el paradero de su hijo. Esto también fue mencionado por Portela, quien sobre el final de su alegato dijo que "el paso inexorable del tiempo impidió que hoy, muchos no estén acá para ver el fin de la impunidad". La audiencia culminó pasadas las 15:30hs y continuó el viernes 1º de marzo. Los alegatos ya están en marcha y tal vez, el fin de la impunidad también. 

Fuente: Agencia Comunica (FACSO).