128053

13.03 | Policiales 

Detuvieron a dos olavarrienses acusados de estafas reiteradas

Este miércoles se realizaron cuatro allanamientos: uno en Azul y tres en Olavarría. Como resultado, tres personas quedaron a disposición de la justicia, una de ellas oriunda de la vecina localidad.

Este miércoles se realizaron cuatro allanamientos: uno en Azul y tres en Olavarría en el marco de la causa caratulada como "asociación ilícita en concurso real con estafas reiteradas".

Fue llevado adelante por personal de la DDI Azul con la colaboración de la SubDDI Olavarría, con la intervención la unidad Funcional de Instrucción Especial y Violencia Institucional de Azul a cargo del Agente Fiscal Dr. José Ignacio Calonje, cuya información fue aportada a la Jueza de Garantías Dra. Magdalena Ana Forbes del Departamento Judicial Azul.

El resultado fue sumamente positivo y terminó con tres personas a disposición de la Justicia: un azuleño Emmanuel Andrés Furriol de 33 años y los olavarrienses Pablo Macchi de 44 años y Fernando Andicochea de 39 años de edad.

Causa Monteleone

Se trata de la misma causa en la que están ya detenidos el abogado Mauro Luciano Monteleone, de 42 años, y Claudio Javier Ponce, de 51, desde principios de octubre acusados de los delitos de "estafas en concurso real" y "asociación ilícita".

Además de Ponce y Monteleone, otras dos personas imputadas por similares delitos, oriundas de la ciudad de Azul. Se trata de Guillermo Samuel Furriol, de 28 años, y Bernardo Recci (42), quienes fueron excarcelados meses atrás tras permanecer varias semanas detenidos.

Los azuleños fueron acusados de ser coautores de los delitos de "asociación ilícita en concurso real con estafa". Ambos estaban vinculados a la venta de automotores.

De acuerdo a las denuncias, esta presunta organización delictiva adquirió vehículos que fueron pagados con cheques sin fondos y, en uno de esos hechos, robados. Fue así que los vendedores no pudieron recuperar los automotores porque luego fueron puestos a nombres de terceros. Tampoco, claramente, lograr cobrar el valor de las ventas, a raíz de la falsedad de los cheques utilizados.