21.03.2019 

Entre el color block y el animal print

Los animal print -imitando a cuanta especie animal se pueda una imaginar- a full; los escoceses copando desde los abrigos hasta las faldas; los colores brillantes o fluo combinados con tonalidades tierra; cuero y vinilo y estampados Versace, con variedad de cadenas engarzadas.

Eso, más el regreso del corderoy, el siré y las riñoneras entre las teens definen las tenedencias de la nueva temporada en cuanto a la moda.

No estará de más animarse a mezclar estampados, optar por un total look en blanco en invierno, animarse al rojo con rosa o a los zoquetes con sandalias u optar por el color block, esto es combinar tonalidades brillantes en un mismo atuendo, o las botas texanas. Todo, de ser posible, en formato oversize.

Esta temporada, la singularidad y la audacia siguen siendo la piedra de toque del estilo. ¿El resultado? Animal print y botas de charol aparecen juntos y felices, las lentejuelas brillan a la luz del sol, los colores primarios se llevan en bloque y cantidad. Leé estos diez mandamientos y rompelos en nombre de la moda.

Como para homenajear a los queridos años 80, el combo rosa y rojo se ríe de las reglas y rompe con el mito de que se trata de un faux-pas. Esta temporada, una armada de piezas del espectro carmín se ganaron un lugar privilegiado en nuestro guardarropas, desde el fucsia audaz hasta el rojo encendido.

También para un estilo retro con guiños a los 80, probá mezclando paletas de colores estridentes. Azul Klein, amarillo mostaza, verde loro, rojo fuego, fucsia, naranja, violeta... El resultado será un colorama llamativo que aporta una dosis de cool instantánea.

Rosa bebé, celeste cielo, amarillo patito, verde agua... los pasteles tiñen el guardarropas de un espíritu azucarado irresistible. Ya sea en un vestido de satén, una falda plisada, un pantalón de vestir o un traje sastre, el pastel es un must para aligerar el humor todo el año.

Escocés, leopardo, madrás, lunares, cebra, flores Liberty, rayas, logos... para dominar este look audaz, los estampados se superponen e invitan a jugar con la imaginación. No tengas miedo de mezclarlos.

Por último, "hay que combinar la cartera con los zapatos". ¡Falso! Esta regla, que fue tomada por palabra santa durante tantos años, hoy se considera un error de principiantes. Cuanto más diferentes, mejor.