128821

31.03 | Policiales 

Violencia de género: la mujer atacada ya había radicado seis denuncias

Pidieron la detención del acusado de golpear violentamente a su ex pareja en Loma Negra. En el transcurso del último año la víctima radicó alertó que recibió amenazas y fue agredida verbalmente en reiteradas oportunidades

Tras la audiencia que se realizó ayer por la mañana en la sede del Poder Judicial local, el fiscal Lucas Moyano elevó al Juzgado de Garantías el pedido de detención del hombre de 39 años que fue aprehendido el viernes por la tarde en la vereda de un domicilio de Loma Negra, donde estaba golpeando a su ex pareja de 30 años. La requisitoria fue encuadrada "en contexto de violencia de género" y se anexó al documento una serie de denuncias que la víctima realizó contra el agresor, así como las restricciones de acercamiento dispuestas por el Juzgado de Familia que fueron violadas.

El episodio por el que fue retenido el hombre de 39 años, que se encuentra alojado en la sede de la comisaría Primera, se dio alrededor de las 18.30 del viernes en el domicilio de su ex pareja. De acuerdo a la denuncia que radicó esta última, el agresor ingresó a su vivienda y la golpeó violentamente incluso con la pata de una silla, hasta el arribo de efectivos policiales de la subcomisaría de Loma Negra, quienes también fueron agredidos por el retenido.

Al momento de irrumpir en la vivienda de Loma Negra, se encontraba vigente una prohibición de acercamiento dispuesta por el Juzgado de Familia Nº 1. Sin embargo, ya a fines de febrero el agresor había violado esta restricción, cuando se presentó en este mismo domicilio y amenazó a su ex pareja.

La primera denuncia que la víctima radicó contra el agresor, que actualmente está retenido, data de fines de abril del año pasado, y suman hasta la fecha al menos un total de seis. Las situaciones ocurridas hasta el viernes pasado fueron encuadrados por la Justicia en hechos caratulados como "daño simple", "amenazas simples" y "desobediencia en concurso real".

En tanto, ayer por la mañana el fiscal Lucas Moyano, que subroga a la doctora Paula Serrano en la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4 y trabajó en conjunto con la doctora Verónica Colombo de la Secretaría de Violencia Familiar y de Género, imputó al acusado de ser autor de los delitos de violación de domicilio y desobediencia en concurso real, lesiones leves agravadas, daño simple y amenazas simples en concurso real, atentado y resistencia a la autoridad todos ellos en concurso real. Además, se estableció el encuadre de "contexto de violencia de género".

Tras la audiencia en la que el hombre de 39 años hizo uso del derecho a negarse a prestar declaración indagatoria el doctor Moyano solicitó la conversión de aprehensión en detención al juez de Garantías Carlos Villamarín.

Protección de la mujer

La violenta situación que se dio el viernes se suma a una serie de denuncias que radicó la víctima en contra del mismo agresor entre abril del año pasado y el mes pasado. Algunas de las agresiones y amenazas denunciadas se habrían dado incluso luego de que en noviembre de 2018 el Juzgado de Familia disponga la restricción de "contacto, acercamiento y/o comunicación" en lo que fue caratulado como una situación de "protección contra la violencia familiar".

De acuerdo a la resolución a la que tuvo acceso EL POPULAR, el fiscal Moyano solicitó la detención del imputado no sólo por los violentos episodios ocurridos el viernes, sino que se tuvieron en cuenta las demás denuncias presentadas con anterioridad.

Precisamente al requerir la detención se plantea que por los antecedentes en los que no se respetaron las restricciones del Juzgado de Familia existirían "motivos para presumir que no cumplirá la orden" que se disponga para evitar un nuevo contacto entre las partes. Del mismo modo, con el objetivo de lograr la "protección integral de la mujer", se hace mención a los fundamentos de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer "Convención de Belem Do Para", firmada en el año 1994.