129032

05.04 

El Vaticano recibió por primera vez a representantes de la comunidad LGBT

Reclamaron a la Santa Sede que condene la "criminalización" que sufren en más de 70 países y realice una declaración pública para "clarificar" su posición en la materia.

El Vaticano recibió este viernes por primera vez a representantes de la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT), quiénes reclamaron a la Santa Sede que condene la "criminalización" que sufren en más de 70 países y realice una declaración pública para "clarificar" su posición en la materia.

Miembros de organizaciones LGBT de todo el mundo acompañaron a un grupo del Instituto Interamericano de Derecho Humanos (IIDH) que llevó al secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, las conclusiones de un informe sobre la "criminalización de relaciones sexuales entre personas del mismo sexo".

Fuentes vaticanas dijeron a Télam que durante la reunión de una hora este mediodía en el palacio Apostólico, las organizaciones informaron al Vaticano los datos del estudio que reportó "serias violaciones a leyes internacionales sobre derechos humanos" en 10 territorios caribeños, especialmente colonias británicas.

Las organizaciones, miembros del IIDH y del Instituto Latinoamericano de las Naciones Unidas para la Prevención del Delito y la Justicia Penal (Ilanud), además plantearon que el Vaticano haga una declaración pública para "clarificar" su posición en la materia. Entre los asistentes hubo dos
mujeres transexuales.

También pidieron a la Iglesia que condene la "criminalización de las personas LGBT" y convoque "a la comunidad internacional a reconocer que la persecución de todo acto íntimo consentido entre adultos "es una afrenta intolerable a la dignidad humana".

Los representantes de la comunidad LGBT explicaron al cardenal italiano, "número dos" del Vaticano, la conveniencia de un llamado desde Roma hacia la Iglesia universal para tomar el camino de la "descriminalización de la homosexualidad".

Parolin agradeció la presentación del informe y aseguró que será estudiado detenidamente y que la Santa Sede actuará en consecuencia, según informaron las fuentes que participaron del encuentro.
El purpurado italiano señaló que la dignidad de la persona humana concierne especialmente a la Iglesia, por su doctrina y el Evangelio, y que es su misión acompañar a los que sufren y destacó que el Catecismo señala la necesidad de evitar toda forma de violencia contra todas las personas.

En ese marco, Parolin informó que comunicará al Santo Padre el informe presentado y evaluarán las formas de continuar trabajando juntos en el futuro.

Entre los 51 participantes estuvo el abogado argentino y Secretario de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), Pedro Paradiso, quien planteó a Télam que se trató de un encuentro "muy importante".

"La Iglesia ha sido una institución que nos ha condenado y perseguido, y estos nuevos pasos como el de hoy van a ayudar a abrir la puerta hacia la igualdad y la no discriminación en toda la sociedad", aseguró tras la reunión.

"Ya que nos haya recibido es un paso importante. Pero además es un primer diálogo importante para seguir trabajando. Es urgente que los líderes del mundo hablen contra la criminalización, haciéndolo están salvando vidas", agregó.

En el inicio de su papado, Francisco había declarado a periodistas: "Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para criticarla? El catecismo de la Iglesia católica lo explica de forma muy linda esto. Dice que no se deben marginar a estas personas por eso. Hay que integrarlas en la sociedad".

Sin embargo, en una reciente entrevista con el periodista español Jordi Évole, el Pontífice aseguró que en el caso de un "chico que se está desarrollando, los papás empiezan a ver cosas raras. Consulten por favor y vayan a un profesional y ahí se verá a qué se debe, puede ser que no sea
homosexual, que se deba a otra cosa". (Télam)