129231

10.04 | Policiales 

Defensa Civil y Bomberos monitorean el incendio en La Cava

Los primeros llamados se recibieron alrededor de las 21 del martes. Las características propias del suelo, los materiales que se encuentran en el lugar y la noche, fueron determinantes para definir los pasos a seguir.

Desde las 21, tanto la Dirección de Defensa Civil como Bomberos Voluntarios recibieron los primeros llamados sobre un incendio en el centro de La Cava ubicada en la Virgen de la Loma que días atrás comenzó su cierre definitivo. El lugar fue además centro de polémica por la presencia de una treintena de perros abandonados a su suerte , de los cuales unos veinte fueron adoptados.

"De noche es difícil cuantificar lo que se está quemando", comenzó diciendo Adrián Guevara, titular de Defensa Civil en diálogo con El Popular Medios. Si bien "las llamas color naranja hacían suponer que se trataba de incendio de importancia", finalmente se logró comprobar que el foco "era muy chico. Por el terreno, Bomberos no puede acceder dada las condiciones. Es un lugar desconocido con riesgo tanto para las personas como para las unidades".

Cabe recordar que el predio contiene "basura y tierra y es muy probable que se vaya trasladando (el fuego) por abajo de la superficie". Este tipo de trabajos, aclaró Guevara "siempre corresponde a maquinaria como palas mecánicas y topadoras para ir removiendo y extendiendo con la misma tierra a través de la sofocación en horas del días", cuando la viisbilidad lo permitiera "con agua como elemento de extinción".

Durante la noche "se controló. Se vino un par de veces para que no pasara a mayores". La ventaja, según el especialista, es que "está cercado por calles y por las características del terreno no se corría riesgo. Además el humo no impedía la visibilidad en la ruta ni tampoco se dirigía a los vecinos dado que iba para arriba".

A doce horas del hecho, el personal se encuentra en el lugar y pudo comprobar que el incendio se "autoextinguió y sólo permanece una pequeña columna de humo blanco. Sólo resta que se autoextinga el material que se está quemando, como por ejemplo, la basura del lugar".

También se tomó "contacto con las áreas municipales que colaboran en este tipo de casos, como el área de Obras Públicas", agregó.

Por estas horas queda "muy poco para extinguir" y se dependerá de las condiciones climáticas durante la jornada, como por ejemplo si cambiase la intensidad del viento, aunque se prevé que durante la tarde se produzcan algunos chaparrones lo que ayudaría a apagar el fuego totalmente. "Lo vamos a ir viendo en el transcurso del miércoles antes que comience la noche".

Ahora se espera el arribo del personal y maquinaria para realizar trabajos y "probablemente las utilicemos para remover esa pequeña parte que todavía está humeando", concluyó la entrevista.