129246

10.04 | Información General Trabaja Unicén y Conicet

Investigación paleontológica sobre la extinción de megafauna en el Salto de Piedra

El predio, el fin de semana superó los 200 visitantes. El lugar reabrió a fines de 2018 y tiene una cascada única en la Provincia que hoy es investigada por el CONICET y la UNICEN, por su perfil geológico.

No sólo atrae miradas propias y ajenas, por su paisaje y sus servicios. El Salto de Piedra también está en la mira científica y es objeto de una investigación paleontológica. "La cascada, que es un defecto geográfico, en este momento es investigada por el CONICET y UNICEN, que están haciendo un corte en la tierra sobre una de las paredes que da hacia el arroyo, de más de 10 metros", detalló Bernardo de la Vega, concesionario del Salto de Piedra.

El concesionario precisó que los investigadores "están averiguando la eras geológicas, identificando restos fósiles y van a hacer un estudio a nivel Sudamérica que se va a publicar sobre el Salto de Piedra por esta falla geográfica y determinar cuestiones climáticas, geológicas y demás".

El joven destacó, además, el valor paisajístico que tiene el espacio, que dispone de "un sistema de compuertas y las dos grandes cascadas que tenemos que, cuando llueve mucho, tenemos un caudal importante que es muy lindo de ver y escuchar del ruido del agua".

De la Vega agregó que "es única en la provincia de Buenos Aires y cuando tenemos un caudal importante nos llaman y vienen a hacer entrenamiento de Buenos Aires para no irse a Mendoza por los saltos importantes del lugar".


El concesionario volvió sobre el interés científico que genera ese lugar: "ha habido un movimiento en la tierra y eso quieren determinar porque desde arriba, cuando se observa con los radares, se ve cómo viene el cauce del arroyo y hace este movimiento que genera este defecto geográfico tan lindo llamado Salto de Piedra".

Quiénes investigan

EL POPULR confirmó que ayer los investigadores continuaban con su expedición científica, apostados en el lugar, realizando la excavación paleontológica con la finalidad de estudiar cómo evoluciona el clima en la región y qué relación hay con la extinción de la megafauna. Lo que tuvieron en cuenta fue la evidencia de neotectonica en esos saltos de nivel que registra el arroyo Tapalqué.

El proyecto está a cargo del INCUAPA, Núcleo Consolidado de Investigaciones Arqueológicas y Paleontológicas del Cuaternario Pampeano, del Departamento de Arqueología, de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNICEN.

La investigación es dirigida por el licenciado José Luis Prado y participan investigadores y alumnos de Arqueología además de un equipo de físicos de Tandil que realiza paleomagnetismo. El CONICET financia los trabajos y un equipo español las dataciones.