129887

25.04 | Información General Lo dijo el presidente de la Fundación CEDA, Guillermo Andrich. Desaliento en Azul

Afirman que la autovía de la Ruta 3 va a un ritmo "demasiado lento"

Se instalaron los obradores y una nueva planta de asfalto en Azul. En Las Flores se realizan trabajos de movimiento de suelos. Se baraja un desvío antes de Azul y se negocia con los comerciantes de la traza actual. Andrich cree que no vendrán los fondos hasta que no se defina la causa de los cuadernos.

Cacho Fernández
[email protected]


La autopista sobre la Ruta Nacional 3 avanza a pasos muy lentos. Según el Guillermo Andrich, de la Fundación CEDA, de Azul, "los trabajos que se están haciendo son muy pocos, pero algo se está realizando", dijo a "Un Cacho de mañana" por FM 98 POP.

Luego detalló algunos de esos "trabajos", como los denominó. Por ejemplo, "en Las Flores, a ritmo muy lento, demasiado, pero se está haciendo movimiento de suelos aunque no con un avance significativo. Hay mucha maquinaria en Azul y ya está armada la nueva planta de asfalto. Pero, repito, no tiene el ritmo que debería tener", añadió.

Un mes atrás, el titular de la Cámara de la Piedra de la Provincia, Gustavo Núñez, suponía que la obra "estaba en el freezer" porque no aparecían los inversores por la causa de los cuadernos que mostraba las coimas supuestamente recibidas por funcionarios del gobierno kirchnerista de parte de los empresarios de la obra pública.

Existió otro dato y fue que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anticipaba que "por este año no va a firmar bonos, y las PPP funcionan a través de éstos, por lo tanto, si por todo ese tiempo no habrá bonos, las empresas no podrían comenzar", dedujo oportunamente el ingeniero Núñez.

Sin embargo, y también Andrich dijo algo similar, las obras iniciadas en las rutas 7, 8 y 5, tanto Vialidad Nacional como Provincial las estaban continuando.

Ahora, las empresas concesionarias están haciendo el movimiento de suelo en algunos tramos e insinuando que los trabajos intensivos podrían comenzaar en cualquier momento, aunque Andrich supone que hasta que no se resuelva la causa de los cuadernos, "las inversiones no van a llegar".