130720

15.05 | Información General 

El sistema de emergencias no alcanza a responder frente a la demanda creciente

Regido por normas internacionales, el promedio de respuesta frente a una emergencia debería ser de 8 minutos. Olavarría está dentro de ese rango de tiempo "en papeles". Sin embargo, no es la cantidad de ambulancias o profesionales la única respuesta, sino la sincronización y la jerarquización de las urgencias.

Romina Reser / EL POPULAR

"La ambulancia tardó casi 46 minutos en llegar", se quejó el familiar de una persona que fue víctima de un siniestro vial durante la última semana en nuestra ciudad. Ayer, el reclamo se reflejó también cuando una pasajera del transporte público sufrió una descompensación y desde el Municipio informaron que el desencuentro de la ambulancia con el colectivo sucedió porque no habían llamado al 107, Emergencias.

Estas situaciones dan cuenta de que el servicio de salud se ve saturado frente a la alta demanda, y en crecimiento, que se avista de cara al invierno en Olavarría. Son muchas las variables que atraviesan la problemática: la cantidad de unidades disponibles, el personal, los tiempos y el triage de emergencias. A esto se suma el uso que la comunidad advierte para este tipo de servicios: la idea de emergencia es un punto controversial al momento de dividir responsabilidades.

En Olavarría, en promedio, se realizan alrededor de 30 salidas diarias de las ambulancias desde el Hospital Municipal "Héctor Cura" para contener distintos tipos de urgencias, dijeron fuentes relacionadas al ámbito de la salud.

Ahora, 30 es un número de gran magnitud. En el detalle, se expone que 6 de esos llamados en promedio son por siniestros viales o accidentologías, más 2 ó 3 casos que responden a accidentes laborales. Quedan alrededor de 20 llamados que surgen desde lo que la comunidad entiende que debe responder este servicio.

Trabajadores de la salud confiaron a este medio que "todo eso en principio genera un combo de emergencias importante y hace que las ambulancias tengan que salir para los traslados de los distintos servicios; y también para hacer lo que se llama 'traslados crónicos', las internaciones domiciliarias por ejemplo. Se genera un cuello de botella, porque que no dan abasto".

Si a estos 30 llamados se le suma además la posibilidad de que muchos de esos episodios sucedan en simultáneo, el panorama se complica aún más. "Ni diez ambulancias te alcanzan cuando pasa todo al mismo tiempo", ejemplificaron.

Estos 2 ó 3 accidentes laborales que ocurren en la zona fabril por día "van todos al Hospital, porque las ART tienen allí su convenio, y hay que sumarle también todo lo que tiene que ver con la conflictividad social", detallaron las voces consultadas por este Diario.

La nota completa acá