130995

22.05 | Policiales San Miguel del Monte

Conmoción por la muerte de cuatro chicos tras una persecución policial y accidente

El coche en el que iban los chicos chocó y se incrustó contra la parte trasera de un camión con acoplado que estaba estacionado. Niegan que las víctimas hayan estado robando y acusan a la Policía.

Una persecusión policial, con disparos al aire, con la presunta intención de identificar a los ocupantes de un auto terminó en una tragedia, con la muerte de tres adolescentes y un joven, mientras una chica agoniza en un hospital, ya que el vehículo en el que transitaban quedó incrustado contra la parte trasera de un camión con acoplado que estaba estacionado.

El hecho ocurrió en la madrugada del pasado lunes en el casco urbano de la ciudad bonaerense de San Miguel del Monte y el martes, un nutrido grupo de familiares y vecinos de las víctimas, se manifestaron, cortando el tránsito de la ruta nacional 3, para denunciar que los efectivos que iban en un patrullero "provocaron" este cuádruple crimen y desmintieron "a los que quieren tapar y dicen que los pibes estaban robando, cuando todos estudiaban y no andaban en cosas raras".

El confuso episodio se registró en la avenida 9 de Julio (colectora de la ruta 3) y calle López, cuando el grupo se desplazaba en un Fiat 147 y un móvil de la Estación Comunal de Monte comenzó a seguirlos al considerarlos como sospechosos. Se presume que el conductor del auto se asustó y aceleró, entonces el patrullero salió en su persecución a toda velocidad, mientras uno de los efectivos habría efectuado disparos al aire con una escopeta. Y en ese contexto, el vehículo chocó contra el acoplado de un camión, quedando destruido y volando por el aire en varias partes, mientras los cuerpos de sus ocupantes salieron despedidos.

Carlos Aníbal Suárez (de 22 años y quien manejaba), Gonzalo Domínguez (14), Camila López (13) y Danilo Leonel Sansone (13) fallecieron en el acto y sus cuerpos quedaron tendidos a varios metros del impacto, mientras que una adolescente, de 13 años e identificada como Rocío Guagliarello, sufrió heridas de gravedad y luego de ser trasladada de urgencia al Hospital San Roque de la localidad platense de Gonnet, fue derivada para ser intervenida quirurgicamente al Hospital El Cruce-Néstor Kirchner de Florencio Varela, un centro asistencial de alta complejidad, donde permanece internada en estado crítico.

La Unidad Funcional de Instrucción Nº 1 Descentralizada de Cañuelas tomó intervención en el caso, al que caratuló, en principio como "homicidio y lesiones culposas", sin establecer mayores responsabilidades en aquellos que pudieron haber causado este episodio, al vincularlo como un siniestro vial con final luctuoso.

La versión oficial

De acuerdo a la versión oficial, en el interior del vehículo se habrían incautado algunas latas de cerveza y en tal sentido, se aguarda el resultado de las autopsias a los cuerpos de las víctimas para saber si estaban alcoholizados, al mismo tiempo que desmintieron que se haya disparado contra el antiguo Fiat 147, modelo Spazio, chapa-patente SDM-355.

Juan Carlos Sansone, padre de una de las cuatro víctimas, contó que "los chicos iban en un auto, que manejaba un pibe más grande, la Policía los empezó a seguir como si fueran delincuentes, se habrán asustado porque tiraron tiros y después los cruzaron, los tiraron contra un camión que estaba parado en la colectora de la ruta 3. Un desastre, mataron a tres nenes que estudiaban, que iban a la Escuela Nacional de Monte, destrozaron a las familias".

"Investiguen qué pasó"

En tanto, desde la protesta, Nicolás, uno de los hermanos mayores de Danilo, manifestó a DIARIO POPULAR que "tienen que investigar que pasó, están las cámaras de seguridad y ahora quieren cubrir todo. Los policías se quieren lavar las manos, cuando fueron los que provocaron esta tragedia. Se llevaron el auto enseguida, hicieron las pericias así nomás y lo quieren hacer pasar como un accidente. Queremos que se haga justicia"-

Al mismo tiempo, los familiares y vecinos de las víctimas fatales salieron al cruce de las versiones sobre que estaban robando, "ellos se subieron a ese auto para dar una vuelta, los empezaron a perseguir al creerlos sospechosos y los testigos cuentan que hubo siete tiros con cartuchos de escopeta, que después desaparecieron. Eso asustó a los chicos y en la persecución terminaron chocando contra el camión que estaba parado". (Diario El Popular)