131022

22.05 | Información General Es el fruto de más de dos años de trabajo de la FIO

El viernes se inaugura la primera plaza científica de Olavarría

Nacida del proyecto Eureka Juegos Conectados! involucra a una decena de instituciones locales y es impulsado por docentes de la Facultad de Ingeniería. Está ubicada a metros del Museo de las Ciencias.

Ubicada a metros del Museo de las Ciencias de Olavarría, "Eureka Juegos Conectados!" concretó la instalación de su primera plaza científica. Así culmina uno de los largos recorridos que la iniciativa de la Facultad de Ingeniería se propuso recorrer en el año 2016, cuando ganó el primer puesto de la categoría Diseño y producción de exhibiciones, del concurso de Ideas-Proyecto para la Promoción de la Cultura Científica, impulsado y financiado por el Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación de la Provincia de Buenos Aires.

Será inaugurada este viernes 24 de mayo a las 15 horas con talleres y una merienda.

El objetivo del proyecto consistía en intervenir espacios públicos y plazas con hamacas, toboganes y otros juegos que inviten a aprender sobre física, matemática, química y biología. Y si bien en principio integraba al Colegio Nuevas Lenguas, la Escuela de Educación Estética Nº 3 y elBioparque La Máxima, a medida que se avanzó, se sumaron el Museo de las Ciencias, las escuelas de educación secundaria Fray Mamerto Esquiú, Estrada, San Antonio, la Escuela Técnica N°2, y el Centro deFormación Profesional Nº 401.

Esto permitió el alcance de uno de los puntos centrales: favorecer la alfabetización científico tecnológica de distintos actores y lograr que la comunidad en general se apropie de este proyecto educativo. Mientras se concretaba la plaza, también se realizaron talleres con escuelas, se participó en diferentes ediciones regionales de Estación Ciencia, organizaron charlas y difundieron la iniciativa en diversos eventos científicos.

El equipo FIO está compuesto por la doctora Bettina Bravo (responsable del proyecto); la especialista Mariné Braunmüller, la doctora Marcela Bavio; la ingeniera María José Bouciguez; la magíster Ana María Juárez, la profesora Yesica Inorreta y el magíster Carlos Verucchi, y contó con la colaboración de la trabajadora No docente Laura Ayesa, de la Secretaría de Extensión, Vinculación y Transferencia de la unidad académica.

La iniciativa pretende ser lo más integral posible, por eso, cada dispositivo está acompañado con carteles explicativos y códigos QR que deriven a una plataforma web. La originalidad, además de la intención de llevar la ciencia a los sitos de esparcimiento público, es la inclusión de las TIC como medio de comunicación con los usuarios, ya que a través de los celulares, se puede acceder a un sitio web con más información. Y si bien la intención principal era instalar una plaza científica en cada punto cardinal de la ciudad, el financiamiento original de 200 mil pesos permitió una sola. Pero en Eureka se muestran optimistas de que la propuesta contagie a más voluntades que puedan avanzar con otras réplicas.