06.06.2019 

Manualidades, para disminuir el estrés y reforzar la autoestima

Las manualidades son positivas, ya que no solo nos abstraen de nuestros problemas diarios o de cualquier otro problema, sino que su realización nos ayuda a reforzar la concentración y nuestra autoestima.

Además también nos permite el poder relacionarnos con otras personas, participando en talleres en otros entornos y sobre todo logramos aprender a hacer algo por nosotros mismos sin ser ayudados por terceras personas; incluso también sirve como terapia en personas que no terminan o no saben cómo integrarse con las demás. O simplemente, como planteamos en esta misma página, como una cuestión de solidaridad para con el prójimo.

Las manualidades son fuente de satisfacciones porque mientras se cose, se pinta, se teje o se restaura algún mueble, no importa nada más que ese momento y el esfuerzo por lograr el mejor resultado. A la vez, refuerzan nuestra autoestima, siendo una fuente de satisfacción ya que supone un reto ante el que esforzarse y poder superarse para conseguir el objetivo marcado, aumentando la autoconfianza.

No sólo en los niños: también en los adultos se encuentra evidencia de cómo se estimula el cerebro, potenciando y protegiendo la memoria, así como disminuyendo el riesgo de deterioro mental. Estudios científicos revelan que las manualidades y juegos mentales tienen cualidades beneficiosas para el desarrollo del cerebro y la salud emocional y concluyen que las actividades artísticas pueden disminuir el riesgo de deterioro cognitivo leve. Los individuos que pintan, esculpen, fotografían y dibujan en la mediana y tercera edad tuvieron 73% menos probabilidades de desarrollar deterioro cognitivo leve en comparación con quienes no lo hicieron. Los que practicaban manualidades redujeron el riesgo de demencia hasta un 45% frente a quienes no practicaron estas actividades.

Por otra parte, también se asocian a esta práctica diversos beneficios emocionales. Mucha gente se declina por ellas como un modo de disminuir el estrés, en diferentes sentidos: los hay que las consideran un hobby con el que detener el curso del pensamiento y poder desconectar un tiempo de los problemas, siendo para otros incluso un modo de entrar en estado de Flow, o de concentración semejante al Mindfulness. En ambos casos se obtiene sensación de relajación y bienestar.

En Olavarría, los Centros Recreativos que dependen de la Municipalidad y también las diferentes escuelas artísticas ofrecen talleres, cursos y diversidad de propuestas de esta naturaleza.