06.06.2019 ESTILO DE VIDA// Bordado a mano

Por la vuelta

En un marco generalizado en el que las manualidades volvieron a ocupar el tope de las preferencias, el bordado a mano es un verdadero boom que reivindica el trabajo artesanal.

La actividad, hasta hace un tiempo reservada a las abuelas y a las mayores de 70 años, se enseña en cursos que eligen las más jóvenes y se popularizan a través de las redes sociales, sumando detalles para iniciarse y experimentar esta práctica exquisita.

Es que los bordados se han transformado en indispensables en el mundo de la moda, donde aparecen en todo tipo de prendas, en bolsos y hasta en zapatos. Las flores y los dibujos de estilo hindú son los motivos más frecuentes, aunque la creatividad está al servicio del hilo y la puntada y la ropa se ha llenado de colores vistosos que suman personalidad al vestuario, tal vez en una de las tendencias más femeninas del momento.

¿La estrella máxima? El bordado mexicano, pleno en colores e hilos brillantes, con figuras geométricas, flores, arabescos y más.

Pero el bordado también pisa fuerte en decoración. La revalorización de lo artesanal hace que cada vez más gente quiera ponerle su impronta a distintos objetos, como almohadones, cuadritos, toallas, cortinas, manteles o individuales, entre otras cosas.