132088

17.06 | Policiales 

¿Quién era Luis Cuevas, el canillita que falleció el lunes?

Fue embestido por una camioneta mientras transitaba por Coronel Suárez y Riobamba. Más de 50 años de profesión. Vecino olavarriense muy querido. Hondo pesar por su muerte. El presunto conductor del vehículo se entregó esta tarde.

El hecho conmocionó a la ciudad en las primeras horas, ya que la tragedia se sucedió en la madrugada del lunes en la intersección de Riobamba y Coronel Suárez, y porque la persona  embestida era un reconocido canillita de la ciudad, Luis Alberto Cuevas de 60 años que, según se supo, llegó al Hospital Municipal sin signos vitales.

Canillita de toda la vida, -50 años de oficio- de hecho su cumpleaños era el 30 de octubre, pero en el 2015 lo celebró en los primeros minutos del 7 de noviembre para hacerlo coincidir con "su día". El mismo en el que finalmente dijo "Sí, quiero" tras 27 años de convivencia.

Su familia estaba compuesta por su esposa, la hija de ella y los nietos. "La familia es lo más importante porque es la que hace el aguante de este oficio. Yo empiezo a trabajar a la 1 de la madrugada y termino a las 15. Regreso a casa y mi señora me espera para almorzar. Por eso digo que nosotros, los canillitas, no podemos compartir almuerzos ni cenas de acontecimientos" decía a El Popular en una entrevista en el día de su casamiento , lleno de orgullo.

Hondo pesar en la comunidad al conocerse el triste desenlace de un siniestro vial en el que le fue la vida. Recordado por muchos por ser la persona que hacía años les acercaba el diario a sus domicilios y muchos de ellos, lo consideraban un amigo, un miembro más de la familia.

Es que Luis empezó a trabajar de canillita cuando tenía diez años. "Hay que estar tanto tiempo en esto porque a veces sin muchos sinsabores, uno deja muchas cosas de lado. Es muy sacrificado, pero también tiene sus cosas buenas como la satisfacción del cliente, el diálogo con la gente. Yo digo que el cliente pasa a ser un amigo y eso es lo que tiene de lindo este oficio, yo por lo menos lo pienso así, lo palpo así", detallaba sobre sus días.

Contó que el empezar a trabajar tan de madrugada no es nada sencillo, "pero hay que cumplir con la gente. A muchos les gusta tener el diario temprano y se lo merecen porque sin ellos nosotros no viviríamos, ellos son nuestra fuente de ingresos".