132138

18.06 | Policiales Atropelló, mató y huyó

Secuestraron una segunda camioneta por la muerte del canillita

Pertenece a la misma familia del imputado por la muerte de Luis Alberto Cuevas en la madrugada de este lunes, cuando una camioneta lo atropelló y se fugó en Coronel Suárez y Riobamba. Tras el allanamiento en la casa del joven de 24 años, se secuestró una segunda camioneta y otros varios elementos.

En la tarde de este martes, encabezado desde la UFI Nº 10 a cargo de la doctora Viviana Beytía, y llevado adelante por efectivos policiales de la Comisaría Primera en conjunto con otras dependencias, se allanó la casa del presunto conductor de la Toyota Hilux que atropelló, huyó y mató al canillita Luis Alberto Cuevas de 59 años.

Allí, en una vivienda del centro de la ciudad -ubicada sobre calle Dorrego al 2500- se secuestró una segunda camioneta, también Toyota Hilux, esta vez de color blanco.

Además, se supo que se secuestraron una docena de teléfonos celulares y grabaciones de las cámaras de seguridad de la vivienda, entre otros elementos.

Todo lo recientemente secuestrado en la tarde de este martes, será sometido a peritaje en la jornada de este miércoles. Se suma así, a la Toyota Hilux gris oscuro que fue peritada en la tarde de este martes en el patio de la sede local de fiscalia, vehículo en el que se presentó Juan Ignacio Wiemann de 24 años ante la justicia.

El joven continúa imputado por "Homicidio culposo doblemente agravado por la conducción imprudente de un vehículo automotor y por darse a la fuga y omitir socorrer a la víctima y lesiones leves culposas" (art. 45, 55, 84 bis primer y segundo párrafo y 94 primer párrafo del código penal) y la justicia solicitó su detención. Se espera la respuesta del Juzgado de Garantías.