132149

19.06 | Policiales 

Ratifican elevación a juicio de la causa por las muertes en show del Indio Solari

Así lo resolvió en las últimas horas la Cámara, que se proclamó en los mismos términos que lo había hecho en febrero el juez de Garantías local, Carlos Villamarín. 

La Cámara de Apelaciones y Garantías de Azul ratificó la elevación a juicio oral de la causa judicial que investiga las dos muertes y varias lesiones ocurridas durante el último recital de Indio Solari, en Olavarría, y por la que el artista fue desligado de cualquier responsabilidad.

Así lo resolvió en las últimas horas la Cámara, que se proclamó en los mismos términos que lo había hecho en febrero el juez de Garantías local, Carlos Villamarín.

De esta manera, los camaristas azuleños coincidieron en encuadrar los hechos como "doble homicidio culposo", por las muertes de Juan Francisco Bulacio y Javier Fernando León, y "lesiones culposas", por las heridas sufridas por a Marcelo Daniel Furchini, Gonzalo Raúl Acuña, Florencia Montaño Oliver, Gonzalo Ismael Scifo, Alexis Alfredo Arbeloa, Cristina Noemi Sánchez, Walter Bru y Alexis Avillano.

Villamarín en su fallo había descartado el pedido de sobreseimiento que presentaron los productores del show del Indio: Marcos y Matías Peuscovich. También quedó imputado Gustavo Zurita, otra persona vinculada a la organización del recital en el que murieron Bulacio y León.

Sin embargo, la elevación a juicio fue por un delito de menor gravedad que el que había solicitado la fiscalía, a cargo de David Carballo, titular de la Unidad Fiscal de Delitos Especiales del departamento judicial de Azul. Si bien la fiscalía había pedido que fuera por estrago con dolo eventual, el delito imputado es homicidio culposo y lesiones culposas.

El 11 de marzo de 2017, en la que fue la última presentación pública del ex ricotero, Bulacio y León murieron tras asfixiarse. Otras ocho personas padecieron lesiones que fueron denunciadas ante la Justicia. El show fue en el predio La Colmena: se estima que esa noche había allí más de 200 mil personas, aunque la habilitación era para unas 155.000.

A la espera del juicio, los imputados continuarán en libertad. El delito de estrago con dolo eventual, que había solicitado el fiscal como encuadre, tiene una pena mínima de 8 años y de 20 como máximo. En el caso del homicidio culposo, en cambio, prevé una pena de hasta cinco años de prisión y una mínima de un año, lo que transforma el delito en excarcelable. (DIB)