132152

19.06 | Policiales 

Quedó detenido el joven acusado de atropellar y matar al canillita

Se trata de Juan Ignacio Weimann de 24 años. Por el momento sigue alojado en Comisaría Primera a la espera de ser trasladado a una Unidad Penal.

Este mediodía se conoció que la Jueza de Garantías Dra. Fabiana San Román dio lugar al pedido efectuado por la Dra. Viviana Beytía de la UFI Nº 10 para convertir la aprehensión en detención de Juan Ignacio Weimann de 24 años acusado de la muerte del canillita Luis Cuevas y de atropellar a Cristian Mallonn de 33 años quien aún permanece internado en el Hospital Municipal "Dr. Héctor Cura".

El joven por el momento sigue alojado en Comisaría Primera a la espera de su traslado a una Unidad Penal. Está acusado de "homicidio culposo doblemente agravado por la conducción imprudente y antirreglamentaria de vehiculo automotor y por darse a la fuga omitiendo socorrer a la victima y lesiones leves culposas en concurso real". El trágico hecho ocurrió durante la madrugada del lunes.

La nueva figura por la que fue imputado Weimann se enmarca en lo que dispone el artículo 184 bis del Código Penal, que establece penas de 2 a 5 años de prisión para quien "por la conducción imprudente, negligente o antirreglamentaria de un vehículo con motor causare a otro la muerte". Además se refiere que si "el conductor se diere a la fuga o no intentase socorrer a la víctima" el monto de pena será de entre 3 y 6 años.

Sobre las lesiones que le causó a Mallonn, las actuaciones se encuadraron en el artículo 94, que dispone penas de 1 a 3 años de prisión a quien "por imprudencia o negligencia, por impericia en su arte o profesión, o por inobservancia de los reglamentos o deberes a su cargo, causare a otro un daño en el cuerpo o en la salud".

Por el contrario, el abogado que asesora al hombre de 33 años, el doctor Claudio García, indicó a Diario El Popular que solicitará la rectificación y que se aplique el artículo 90, cuyas penas van de 1 a 6 años "si la lesión produjere una debilitación permanente de la salud, de un sentido, de un órgano, de un miembro o una dificultad permanente de la palabra o si hubiere puesto en peligro la vida del ofendido, le hubiere inutilizado para el trabajo por más de un mes o le hubiere causado una deformación permanente del rostro".