132720

02.07 MUNDO

Mueren 14 personas en un incendio dentro de un submarino ruso

El gobierno comenzó la investigación sobre las causas del siniestro.

"Durante la realización de unas pruebas de batimetría estalló un incendio. Como resultado 14 submarinistas fallecieron por intoxicación con humo", señaló el ministerio, sin dar más precisiones.

El submarino se encuentra en la base naval rusa de Severomorsk, en el noroeste de Rusia, informó la agencia de noticias EFE. Putin, que fue criticado por su manejo del desastre del submarino nuclear Kursk en 2000 que mató a 118 marineros, canceló una comparecencia programada e inmediatamente convocó al ministro de Defensa, Sergei Shoigu, para una sesión informativa sobre el letal incendio.

Putin le ordenó a Shoigu volar al puerto ártico de Severomorsk para supervisar la investigación e informarle personalmente. "Es una gran pérdida para la marina", dijo Putin el mandatario ruso. "Ofrezco mis más sinceras condolencias a las familias de las víctimas", agregó. Putin destacó además que el barco tenía una misión especial y una tripulación de élite.

"No es un recipiente regular. Es un barco de investigación con un equipo altamente profesional", dijo el mandatario ruso, y agregó que siete de los muertos tenían el rango de capitán y dos fueron galardonados con la medalla más alta de la nación, el Héroe de Rusia. El incendio ocurrió mientras el sumergible medía las profundidades del mar en las aguas territoriales de Rusia, dijo el ministerio, y agregó que el barco también se utiliza para estudiar el fondo marino.

El canal de noticias en línea RBC de Rusia y el periódico Novaya Gazeta lo identificaron como el AS-12 Losharik de propulsión nuclear. La embarcación es el sumergible ruso más avanzado, bajo un pesado velo de secreto, y se cree que entró en servicio en 2010. En 2012, el Losharik participó en una investigación destinada a demostrar la afirmación de Rusia sobre el vasto fondo marino del Ártico.

El incendio marca el desastre naval ruso más grave desde 2008, cuando 20 miembros de la tripulación murieron a bordo del submarino nuclear Nerpa en la Flota del Pacífico después de que se inició accidentalmente un sistema de extinción de incendios mientras se sometía a pruebas en el mar.

El accidente que involucró a los Kursk fue el peor desastre naval en la Rusia post-soviética. Ocurrió el 12 de agosto de 2000, cuando el submarino nuclear explotó y se hundió durante las maniobras en el Mar de Barents, matando a todos los 118 tripulantes. Putin, quien estaba en su primer año de su presidencia, recibió fuertes críticas en el momento en que no interrumpió de inmediato sus vacaciones para hacerse cargo del desastre.

Fuente:ElDía.com.ar