132953

08.07 | Información General Lanzaron un bono contribución con una cuota simbólica

El Centro Madre Teresa de Calcuta busca nuevos socios para continuar con su obra

Solamente $20 por mes es lo que lleva ser socio protector de una nueva campaña que realizan desde el Centro Laboral Madre Teresa de Calcuta. En la obra del hogar de contención faltan algunos detalles, pero al mismo tiempo se trabaja en regularizar la Escuela en cuestiones administrativas.

"¡Vamos por 200 más!!!" anuncian desde el Centro Madre Teresa de Calcuta en su página de Facebook. Es que está promocionando una nueva campaña de socios protectores que ayuden a que la obra del hogar de contención para los egresados del Centro pueda terminarse.

La campaña tiene un bono simbólico de $20 por mes, pero abre la posibilidad de participar por un sorteo sorpresa el mes próximo a quienes abonen el año completo ($240). Además, se puede pagar también por bimestre o trimestre. "Si decís ¡yo quiero! nos ponemos en contacto", aseguran en Facebook: Centro Madre Teresa de Calcuta.

La iniciativa se suma a la cantidad de campañas, rifas y sorteos que se realizaron desde que esta obra se puso en marcha, en 2015.

Aunque desde la comisión de apoyo "Padres y Amigos" dicen que todavía falta para vivir la apertura de este hogar tan esperado, también reconocen que continúan avanzando.

Para concluir la obra restan algunos detalles de terminación tales como la mano de obra para la pintura tanto exterior como interior, la compra y colocación de pasamanos y cortinería, la colocación de equipos de aires acondicionados y radiadores.

Por otro lado, en simultáneo se trabaja en "poner al día los papeles de la escuela", que funcionará unida al hogar. "Eso ingiere un costo porque son muchos trámites y cuestiones que hay que regularizar", apuntó a este Diario Alejandro Gasperini desde la comisión de apoyo que desde sus comienzos trabaja para poder ver concretado este hogar.

Además, "estamos esperando los planos eléctricos para presentar en Bomberos y que vengan a realizar la inspección correspondiente", explicó.

Y definió que "estamos bien encaminados, aunque faltan todavía estos detalles. Seguimos trabajando en el hogar y en la Escuela, aunque sea una tarea más administrativa que no se ve, pero que lleva un trabajo de hormiga para poner todo en condiciones". Es que con estos papeles al día, la Escuela podrá presentar los trámites correspondientes para comenzar a recibir subsidios que permitan mantener tanto el Centro Laboral como el hogar.

Además de los trámites administrativos, hubo que realizar algunos trabajos de mejora en esas instalaciones que ya funcionan desde hace tiempo. "Se puso una puerta para salida de emergencia, se cambiarán las luminarias por una LED que donó la empresa Phicol, se cambió el termotanque de lugar porque estaba adentro y tuvimos que colocarlo en el exterior... son cosas que se van realizando para poder tener también la Escuela en regla y que luego quede todo unificado".

Desafío

La culminación del hogar sigue siendo prioridad para esta comisión que encaró el desafío en 2015 y cuya labor es sumamente destacable, pero a la par se está trabajando en regularizar la Escuela, un desafío que se plantearon llevar adelante en el transcurso de este año. Ninguno de los que integran el grupo tiene un familiar en el Centro Madre Teresa de Calcuta, por lo que su tarea es completamente desinteresada. Hacen su trabajo ad honorem y dedican tiempo a este proyecto, restándole a sus familias y hasta a sus propios trabajos.

El hogar que busca contener a adultos con discapacidades está en su etapa final. Todo se hizo a pulmón y está cada vez más cerca de concretarse.

El desafío ahora también es reformar la Escuela, un establecimiento de educación privada, dependiente de Dipregep (Dirección Provincial de Educación de Gestión Privada), que paga los sueldos de los docentes y la directora.

Los estudiantes, que no abonan arancel alguno, asisten gratuitamente a los talleres que se ofrecen, entre los que se cuentan alimentación, mantenimiento y parquización, sobres, telar, pan rallado, artesanías (todo con material descartable), y también tienen catequesis especial y educación física, siendo actividades de jornada simple.

Se desempeñan 6 docentes, entre ellos un profesor de educación física, la preceptora y la directora Natalia Sánchez, que es todo terreno ya que desarrolla distintas actividades dentro del Centro.

Cabe señalar que el Centro ofrece desayuno/merienda para los 16 alumnos que concurren de lunes a viernes en el horario de 8 a 12 y de 13 a 17, que van no sólo de Loma Negra sino también de otras localidades y de la propia ciudad de Olavarría.

Ahora, una nueva propuesta se suma a las tantas que han realizado en pos de este hogar y su escuela. La campaña de nuevos socios protectores busca sumar nuevas voluntades a los 200 asociados que hay hasta el momento. La cuota es simbólica y la causa es noble. Por eso, quienes quieran colaborar pueden contarse a través de la página de facebook del Centro Laboral Madre Teresa de Calcuta o vía telefónica al 493478.