133037

11.07 | Información General Se celebran los 50 años de la llegada a la Argentina

Comienza el festejo del año jubilar de las Misioneras del Padre Kolbe

Este jueves Día de Fraternidad, se produce la llegada, acogida y bienvenida de los contingentes de visitantes de diferentes lugar del país y del exterior.

Este año se está cumpliendo el 50º aniversario de la fundación de la primera misión del Instituto de las Misioneras de la Inmaculada Padre Kolbe en la Argentina. En ese marco, el 12 de julio de 1969 llegaban a la ciudad de Azul las misioneras Amelia Benfenati, Savina Venturelli y Rita Biasin.

Luego, en 1975 las Misioneras se radicaban en Olavarría, donde el 19 de octubre de 1980 se bendecía la sede del Centro ubicada en la autopista Emiliozzi y el monumento de la Virgen Inmaculada. Actualmente, además del olavarriense, las ciudades de Olavarría, Villa Ballester (en el Gran Buenos Aires) y Rosario de Lerma (en la provincia de Salta).

A lo largo de esta semana, las Misioneras de la Inmaculada Padre Kolbe realizarán en la ciudad de Olavarría distintas actividades para celebrar dicho acontecimiento. Hoy jueves 11, Día de Fraternidad, se producirá la llegada, acogida y bienvenida de los contingentes de visitantes de diferentes lugar del país y del exterior.

Mañana viernes, Día de la Memoria, se conmemorarán formalmente los 50 años de la llegada a la Argentina. El sábado 13 de julio será un día de acción de gracias con una peregrinación en el Seminario de Azul primer lugar adonde llegó el grupo de misioneras original-.

El domingo 14 de julio, las Misioneras de la Inmaculada Padre Kolbe realizarán una misa de acción de gracias por sus 50 años de vida y misión en la Argentina, junto a los consagrados, colaboradores, bienhechores, amigos de Olavarría y alrededores.

El oficio religioso será desde las 16 horas en el Centro Padre Kolbe, al cual se ha invitado a toda la comunidad. Se contará con la presencia de la vicedirectora general de la Inmaculada Padre Kolbe y de misioneras representantes de las comunidades de América Latina y de los misioneros del Brasil. A quienes concurran se solicita llevar algo para compartir luego de la misa.