133046

11.07 | Policiales Tiroteo en Azul

Federales y Bonaerenses investigaban una causa de narcotráfico en nuestra ciudad

Un teniente que desempeña funciones en la DDI Azul sufrió las lesiones más graves y fue operado. En lo que fue ese intercambio de disparos entre efectivos de seguridad pertenecientes a la Bonaerense y a la Federal, otro agente resultó con lesiones en una pierna y en un tobillo. La nota con la periodista de Cablevisión Azul Carolina Di Cataldo.


Carolina Di Cataldo en Mejor de mañana

Un efectivo de la DDI Azul permanecía este mediodía internado en el Hospital Pintos a causa de las heridas sufridas en el tiroteo entre policías que esta mañana se produjo en una estación de servicio que está situada a la altura del kilómetro 301 de la Ruta Nacional número 3, en cercanías a los ingresos a esta ciudad. La causa penal que se inició la está instruyendo ahora Gendarmería Nacional y se tramitará a través de uno de los juzgados federales con asiento en Azul.

A ese centro asistencial había sido trasladado también un agente de la Delegación Azul de la Federal, quien presentaba lesiones por disparos de arma de fuego en sus piernas y en un tobillo, las cuales en principio no ponían en riesgo su vida.

En el marco de un confuso episodio que ahora es materia de investigación, en ese hecho donde ambos efectivos resultaran heridos estuvieron involucrados también dos policías más de la Delegación Azul de la Federal.

Fuentes allegadas a la investigación han podido establecer que los numerarios de ambas dependencias de seguridad estaban vestidos de civil y que se movilizaban en vehículos no identificados de las fuerzas a las que pertenecen.

Alrededor de las ocho de la mañana de este jueves, sobre el playón de estacionamiento de la YPF que está en la Ruta Nacional número 3, entre los ingresos a esta ciudad por las avenidas Piazza y Juan B. Justo, los policías se enfrentaron a tiros, según informaron desde el Juzgado Federal de Azul se estaban haciendo escuchas directas con la PFA para dar con un narcotraficante, que tendría pedido de captura.

A la vez, en relación a esa captura también trabajaba la DDI local, por lo que personal de esa dependencia, se dirigió al lugar con personal de civil y con otro movil identificable, hasta donde se sabía que estaba el sospechoso buscado.

Allí también estaban los policías federales, y se habrían generado los disparos entre los dos uniformados que estaban de civil. Por los datos aportados el hombre buscado estaba en un auto similar al que circulaban los policías federales.

En ese intercambio de disparos, las consecuencias más graves las sufrió un teniente primero de la DDI Azul llamado Diego Coronel, quien cuando fue ingresado al Pintos fue sometido a una intervención quirúrgica. El mismo presenta una herida de arma de fuego en el estómago y otro en el glúteo.

Fuentes vinculadas a la causa que fue eje del episodio donde dos efectivos policiales resultaron heridos, confirmaron que se trata de una investigación de comercialización de estupefacientes de nuestra ciudad.

Mientras tanto, uno de los policías de la Federal involucrado en lo que fue ese tiroteo -según se comprobó al ser trasladado al hospital- presentaba heridas de arma de fuego en sus piernas, por lo que también había sido ingresado a quirófano, aunque sus lesiones no revestían gravedad. Se trata del cabo Sergio Raúl Ferreyra, de 32 años de edad. A causa de los disparos que recibió, tenía una herida en la rodilla derecha y otra en su tobillo izquierdo.

Versiones en torno a lo sucedido señalan que tanto el efectivo de la DDI como los de la Federal -los demás policías de esa fuerza de seguridad implicados en este tiroteo fueron identificados como Matías Quiroga y Mauricio Marcolongo- realizaban tareas de investigación en el lugar donde después se produjo ese enfrentamiento armado entre ellos. Un tiroteo donde dos de los policías resultaron heridos.

En ese entonces, el efectivo de la DDI Azul se movilizaba en un Volkswagen Bora, un vehículo que sería de su propiedad, mientras que los tres agentes de la Federal lo hacían en un Ford Focus.

No bien el hecho se produjo, al lugar concurrieron funcionarios pertenecientes a la justicia provincial y federal. También fueron convocados peritos y personal médico, para que en ambulancias trasladaran a los heridos al hospital.

Fuentes Propias y en colaboración con información del Diario El Tiempo de Azul