133052

11.07 

Denuncian el faltante de 1100 cupos en comedores escolares locales

El Municipio solventa el servicio para 1.900 chicos, con un costo mensual de 1 millón de pesos, pero la inversión es "insuficiente". Se destinan 24 pesos para cada chico por día. También existen restricciones en escuelas de doble jornada. 

"Se necesitarían 3.000 cupos en Olavarría, de 1.900 cupos se hace cargo la Municipalidad, que implica un presupuesto de 1 millón de pesos mensuales, y los otros 1.100 cupos no están asignados todavía y son chicos que no están recibiendo hoy una merienda", denunció ayer Verónica Danelli, secretaria general de Suteba Olavarría, al señalar las falencias de la implementación del Servicio Alimentario Escolar (SAE) por parte del Municipio local. Esa reducción en los cupos habría sido advertida por el Frente Gremial Docente (FGD) local a comienzos de año pero a pocos días del inicio del receso invernal sigue sin resolverse.

Estos cuestionamientos fueron reiterados el miércoles 26 de junio en una reunión donde participaron la directora de Educación municipal, Sofía Torres; el secretario de Desarrollo Social, Diego Robbiani; la jefa distrital Gabriela González; y las nutricionistas del Municipio, además de las representantes gremiales del Suteba, Verónica Danelli y Nancy Bergallo; y en representación de Udocba, Albalía Benito.

"Lo que pudimos plantear en esa reunión, que pedimos en marzo y fue tardíamente convocada, es que los cupos disponibles hoy en Olavarría, para los chicos que almuerzan, desayunan y asisten a comedor, están cubiertos en parte por el Municipio porque la Provincia no ha actualizado los cupos que manejábamos durante el año pasado", reveló la dirigente.

Quienes se ven mayormente afectados "son las aulas de aceleración de primer año que surgen el año pasado, cuando el gobierno provincial cerró los bachilleratos de Adultos, pero esas aulas hoy no están contempladas para el desayuno o merienda; ahí está la mayoría de los chicos que no reciben el SAE y se quedan sin comer". En ese contexto, "los directores de secundaria nos manifiestan la necesidad que ven en estos chicos de poder ofrecerles una merienda en el transcurso de la jornada".

Otra cuestión que reclama el FDG en nuestra ciudad es que "en las escuelas de doble jornada, que son 7 y están ubicadas en los barrios más postergados, los chicos sólo reciben desayuno y almuerzo o almuerzo y merienda, es decir que están contempladas dos comidas y no tres", subrayó Danelli, quien también abogó por "reforzar las actuales viandas de contingencia".

Para paliar en parte la situación, "los directivos saben que después los chicos no van a recibir nada en sus hogares porque la situación está cada vez más compleja y hacen ese sacrificio de tener que dividir una de las comidas en dos". Para tratar de resolver las carencias, "cuando no alcanza o no hay, salen las cooperadoras a comprar té o yerba para hacer mate cocido, que pasa mucho en el nivel secundario".

En definitiva, "se necesitan porciones más grandes, algo tiene que cambiar porque a veces es la única comida que tienen los chicos durante el día. Alrededor de todos los barrios se han creado comedores populares y no es porque sea una moda sino porque es una realidad de la comunidad", indicó la dirigente.

Como respuesta a los reclamos planteados, los funcionarios municipales "se comprometieron que van a seguir pidiendo a la Provincia estos cupos faltantes, que ya vienen reclamando desde principios de año, porque para ellos también es un costo importante y se comprometieron a incorporar otros pedidos, como las escuelas de doble jornada y las aulas de aceleración" aunque hasta el momento la situación sigue sin resolverse.

"Comen menos"

Según Verónica Danelli, el faltante de cupos en los comedores escolares de Olavarría "en las escuelas el día a día se va cubriendo con el 'repartimos lo que hay', no hay chicos que se queden sin comer". Sin embargo, no se alcanza a atenuar la reducción presupuestaria porque "la comida se va repartiendo al cupo real con el cupo asignado, es decir que los chicos comen menos porque las porciones se ven totalmente reducidas por una cuestión de números, para que puedan comer todos".

También se solicitó un incremento en los fondos porque "la Provincia asigna 24 pesos por chico". En ese contexto, la dirigente expuso: "Hay que contemplar algo que pasa en Olavarría: cuando se universalizó el servicio, cosa que festejamos, no se contempló que hay muchas escuelas que no tienen las condiciones, que no están preparadas, y no pueden calentar una leche para 500 chicos".

Para subsanar ese error, "eso hace que desde el Consejo Escolar tengan que reparar en leches chocolatadas o larga vida, lo que seguramente debe implicar un gasto más".

La nota completa en la edición impresa del diario EL POPULAR de este jueves