133365

19.07 | Policiales 

Avanza la investigación para determinar cómo desapareció y si asesinaron a Cordero

En el transcurso de los últimos días secuestraron diversos elementos que fueron puestos a disposición de la Justicia. La principal hipótesis es que el hombre de 60 años fue asesinado en medio de una emboscada cuando se dirigía a una cita sexual. Recién a fin de mes se lograría determinar si el cuerpo hallado en el santuario del Gauchito Gil es el de la víctima.

Se cumplieron ayer tres semanas de los primeros rastrillajes que se realizaron en la ciudad y las localidades para dar con el paradero de Carlos Roberto Cordero, un ex militar de 60 años que fue visto por última vez el pasado 26 de junio.

Desde esos días se llevaron adelante varios procedimientos y se detuvo a un hombre de 38 años acusado por el homicidio de Cordero, que se presume ocurrió días después de su desaparición.

El pasado miércoles se concretaron dos allanamientos en viviendas del barrio Coronel Dorrego, uno de los sectores donde hasta el momento estuvieron focalizados la mayoría de las tareas que lleva adelante la policía en el marco de esta investigación, instruida por la fiscal María Paula Serrano. Fuentes consultadas por EL POPULAR indicaron que en estos procedimientos fueron secuestrados teléfonos celulares y otros elementos de interés que se sumaron a la causa, caratulada actualmente como "homicidio simple".

En esta oportunidad trabajó personal de la Delegación Departamental de Investigaciones en Instrucción Judicial Azul (DDI), la SubDDI Olavarría, el Grupo de Apoyo Departamental (GAD) y Policía Local. Además se contó con la colaboración de perros de la Escuela Canina local.

Gran parte de estas tareas tienen como fin saber cómo ocurrió el crimen de Cordero y además dar con otras personas que estarían involucradas en el homicidio. Incluso todavía no se pudo encontrar el teléfono celular de la víctima.

La semana pasada se realizaron otros operativos en los que también se incautaron diversas pruebas, entre las que se destaca un automóvil Renault 12 que pertenecería al único detenido acusado por la desaparición y muerte de Carlos Cordero. Se trata de Claudio Daniel Ibarra Arrieta, conocido como "Chaco", quien fue demorado el sábado 6 de julio en una vivienda de Pourtalé entre Bolívar y Vélez Sarsfield.

Ese mismo día, en horas de la mañana, fue encontrado en el santuario del Gauchito Gil que está ubicado en el cruce de ruta 226 e Ituzaingó un cuerpo calcinado y desmembrado. A casi dos semanas de que un vecino se encontrara con esa terrible escena cuando se acercó porque vio fuego, aún se desconoce la identidad de la víctima, aunque la principal hipótesis que se investiga es que se trataría de Cordero.

La nota completa en diario El Popular