28.07.2019 | Policiales General Madariaga

Un nene causó la muerte de su padre al disparar accidentalmente una carabina

Un chico de cuatro años hirió de muerte a su padre al efectuar un disparo mientras manipulaba una carabina en el interior de una vivienda de la localidad bonaerense de General Madariaga, donde el hombre falleció pocas horas después mientras era operado.

La víctima, identificada como Ismael Raúl Montenegro (36), recibió el impacto de un proyectil de una carabina calibre 22 cuando, según los primeros testimonios, su hijo accionó accidentalmente un arma cargada perteneciente a su tío.

Tras recibir un disparo "en el glúteo izquierdo", Montenegro fue trasladado de urgencia al Hospital Municipal de Madariaga, donde se constató que la bala estaba alojada en la cadera. El hombre presentaba una "lesión vascular doble, con una vena y una arteria completamente seccionadas" y falleció en el quirófano mientras lo operaban.

Por el episodio fueron entrevistados el hermano de la víctima, José Alberto Montenegro, de 45 años, su esposa, Jorgelina Tamara Acuña, de 30 años y su cuñada, Fernanda Noemí Rodríguez, de 36 años. Todos coincidieron en que el disparo había sido efectuado por el hijo de la víctima. De todas formas, al igual que el nene de cuatro años, fueron sometidos al test de dermotec para detectar la presencia de pólvora en sus manos. 

La causa fue caratulada como "homicidio culposo", pero la fiscalía hasta el momento no dispuso ninguna imputación y se aguardaba que practiquen la autopsia al cuerpo de la víctima.
Fuente: (DIB)