02.08.2019 Colores complementarios: rojo y verde

Sinónimo de la Navidad

Los colores complementarios son aquellos que están ubicados en el extremo opuesto del círculo cromático y, por lo tanto, se complementan. Asimismo, el complementario de un color primario siempre será un color secundario, y a la inversa.

Alguna vez, en esta misma sección hablamos del azul y el naranja y hoy llega el turno del rojo y el verde... tonalidades que refieren, inmediatamente, a la fiesta de la Navidad. Eso, aun cuando en los últimos tiempos y sobre todo en el hemisferio sur se utilicen actualmente colores más vivos y adecuados a la temporada en que nos toca vivirla.

En nuestra ciudad, además, esa combinación resulta típicamente representativa de la Escuela de Educación Técnica Nº 2 "Luciano Fortabat", el ex Industrial. Tanto como para que alguna vez, sus estudiantes pasearan en automóviles pintados con esos colores.

¡Vaya hermosura! / ¡vaya el color! / rojo manso y rojo bravo / rosa y clavel reventón. / Cuando los verdes se rinden, él salta como un campeón. / Bailan uno tras el otro, / no se sabe cuál mejor, / y los rojos bailan tanto / que se queman en su ardor. / ¡Vaya locura! / ¡vaya el color!

(Ronda de los colores, de Gabriela Mistral)

Pero vayamos a lo cromático. Rojo es igual a fuego, sangre, peligro, guerra, energía, fortaleza, determinación, pasión, deseo, amor, erotismo, valor, coraje. Intensidad a nivel emocional. Mejora el metabolismo, aumenta el ritmo respiratorio, eleva la presión sanguínea. Color de visibilidad muy alta. Adecuado para anunciar carros, motos, bebidas energéticas, juegos, deportes y actividades de riesgo, En la heráldica, el rojo simboliza valor y coraje.

Verde es igual a naturaleza, armonía, crecimiento, exuberancia, fertilidad, frescura, seguridad, dinero, "vía libre", dinero, estabilidad, resistencia, relajante para el ojo humano (ayuda a mejorar la vista). Se asocia a la falta de experiencia. También es recomendable para promocionar medicinas, productos de jardinería, turismo, actividades al aire libre y productos ecológicos. En heráldica, el verde representa crecimiento y esperanza.

"Verde que te quiero verde./ Verde viento. Verdes ramas./ El barco sobre la mar/ y el caballo en la montaña. / Con la sombra en la cintura / ella sueña en la baranda, / verde carne, pelo verde,/ con ojos de fría plata./ Verde que te quiero verde...".

(Tal vez sea el verso más repetido de la literatura universal, relacionado con este color. Es el primero del poema "Romance Sonámbulo", fechado en 1928 y debido al inmortal creador granadino Federico García Lorca)

En belleza, una persona de coloración fría el tono de rojo que debe usar es el rojo puro, o como se le dice comercialmente "rojo navidad o rojo fiesta", el verde debe ser verde pino. Si por el contrario, la piel es de coloración cálida el rojo que debe usar es el rojo tomate o rojo naranja, y el verde debe ser verde biche.

¿Por qué hay una representación universal de la Navidad en rojo y verde?

Unos piensan que fue gracias al Santa de Coca-Cola y otros se acercan un poco más al decir que esta paleta navideña viene de la época victoriana, así como la mayoría de las tradiciones más populares.

Pero según el Dr. Spike Bocklow, un científico de la Universidad de Cambridge, el uso del rojo y el verde se remonta a las iglesias de la época medieval, que a su vez inspiró a los ingleses: es que en las famosas mamparas de madera ornamentadas que separaban el presbiterio de la nave, era muy común el uso del rojo y el verde para enmarcar las figuras bíblicas.

También hay una teoría que tiene que ver con las obras de teatro religiosas que se organizaban en festivales públicos a finales de año para quienes no podían leer la Biblia. Una de las más famosas era la de Adán y Eva, donde se utilizaba un pino verde (por la fecha ya los árboles no tenían hojas) y manzanas rojas para dramatizar el relato bíblico.