134029

07.08 | Policiales El caso Cordero se investiga como "homicidio doblemente agravado"

El Popular conoció más detalles sobre cómo habría ocurrido la muerte del ex militar

Pese a que aún no está corroborado el cotejo de ADN entre la hija del hombre desaparecido y el cuerpo hallado a inicios de julio, la Justicia avanza a paso firme.

Importantes novedades mostró la investigación que se lleva adelante en el marco de la desaparición de Carlos Cordero: fue detenida una mujer acusada de ser "partícipe primaria" y se pudo saber que la UFI Nº 4 cambió la carátula de la causa para agregar agravantes a la configuración de homicidio. Trascendió que la principal hipótesis de los investigadores apunta a que la muerte de la víctima fue por un arma de fuego y que Cordero estaba atado de alguna manera por lo que no podía defenderse.

La investigación por fue recaratulada como "homicidio doblemente agravado por uso de arma de fuego y alevosía" . Con esa configuración fue detenida Anabella María José Landalde y, en el caso de Ibarra, quien permanece alojado en la alcaidía de la Unidad 38 de Sierra Chica, se pudo conocer que mañana será citado a la UFI N.º 4 para informarle de la nueva acusación y también se le tomará declaración.

Fuentes vinculadas a la investigación dejaron saber a EL POPULAR que los elementos con lo que cuenta la Fiscalía les han permitido reconstruir cómo sucedieron los hechos. En este sentido, se apuntó al uso de un arma de fuego que le habría provocado la muerte a Carlos Cordero, quien se halla desaparecido desde el 26 de junio.

La calificación del caso por "alevosía" se encuadra en lo que ya había trascendido del hecho al ser considerado como una "emboscada": el hombre habría acudido a una cita sexual, pero derivó en su muerte.

Otra novedad importante que se conoció ayer es que los investigadores estimaron que la víctima estaba imposibilitada de defenderse al momento en que le dispararon y apuntarían a que estaba maniatada.

Cabe recordar que la fiscal Serrano había solicitado el lunes la medida de prisión preventiva contra Ibarra por "homicidio simple". Es posible que tras la nueva citación a indagatoria programada para mañana, reconfigure la solicitud al Juzgado de Garantías con los agravantes.

En el caso de que la jueza San Román acceda a este pedido solicitud, la situación procesal del imputado se tornará aún más complicada y permanecerá detenido al menos hasta que se lleve adelante el juicio.

Inicio del ADN

Carlos Roberto Cordero fue visto por última vez el 26 de junio en nuestra ciudad y su vehículo, un Ford Fiesta Max, apareció incendiado en las primeras horas del día siguiente en Colón al 200. Inmediatamente se estableció que el foco ígneo había sido intencional, para borrar posibles huellas y rastros dentro del habitáculo.

En la mañana del 6 de julio un cuerpo fue hallado quemado y mutilado a la vera de ruta 226 casi Ituzaingó, cerca del Gauchito Gil. La principal hipótesis apunta a que se trata de Cordero, pero hasta el momento no fue probado fehacientemente.

En este sentido, la hija de la víctima, Carla Cordero, informó al cumplirse un mes de la desaparición del hombre de 60 años que hoy comenzará la pericia de ADN para establecer si el cuerpo hallado se corresponde. Las pruebas se llevan adelante en La Plata y los resultados se conocerían a principios de septiembre.

La investigación

Las presunciones de los investigadores apuntan a que el hombre fue asesinado pocas horas después de su desaparición.

La principal hipótesis sobre cómo Cordero se encontró con Ibarra Arrieta surge sobre que este último manejaría una red de prostitución en la ciudad, según refirió la hija de la víctima.

Se presume así que al momento de su desaparición Cordero iba a encontrarse con una mujer -quien sería Landalde- y fue víctima de una emboscada con intenciones de robo. En ese marco, la víctima se habría resistido y así se habría dado su muerte.