134567

21.08 | Política 

Vidal posterga anuncios mientras evalúa el impacto de medidas nacionales

La gobernadora María Eugenia Vidal postergó el anuncio de las medidas para minimizar el impacto de la devaluación pos PASO, mientras analiza con su recién asumido ministro de Economía, Damián Bonari, el impacto en la provincia del paquete que con ese mismo sentido lanzó el gobierno nacional.  

Vidal tuvo que cambiar sus plantes luego del recambio ministerial del sábado, cuando su hasta entonces ministro de Economía, Hernán Lacunza, fue confirmado como reemplazante de Nicolás Dujovne, al frente de la cartera de Hacienda nacional.

Recién hoy se produjeron los juramentos de Bonari y de Lacunza, por lo que la definición final del paquete que la Gobernadora había anunciado la semana pasada tampoco será mañana, como se había deslizado. En ese sentido, voceros del gobierno provincial dijeron que aún no hay fecha para el anuncio.

"Se está evaluando el impacto concreto de las medidas nacionales en la provincia y una vez que eso esté claro se avanzará en provincia", dijeron a esta agencia en el gobierno. En ese marco, trascendió que hasta fin de año, esas medidas supondrían un derrame de unos $6 mil millones en territorio bonaerense.

En el gobierno negaron que ya se tenga una cifra concreta y pusieron énfasis en el contexto complejo que supone el recambio ministerial a la hora de terminar de definir las medidas como explicación de la demora en el anuncio, que la propia gobernadora había anticipado la semana pasada, en su primera aparición tras la derrota electoral.

Hoy, la toma de juramento de Vidal a Bonari se hizo en un contexto de extrema cautela: sin presencia de la prensa y solo ante la presencia del vicegobernador, Daniel Salvador; y familiares y colaboradores del ministro entrante, que tampoco formuló declaraciones respecto de las políticas que llevará adelante hasta octubre.

Como viene informando DIB, Vidal evalúa decisiones en varios planos para atemperar el impacto de la inflación potenciada por la devaluación del peso que se produjo luego de las PASO, en las que el oficialismo sufrió una dura derrota en la provincia de Buenos Aires además de la nacional.

En ese paquete ingresa un bono salarial extraordinario ?que sería de $5 mil- para los empleados públicos, un aumento de las jubilaciones ?que podría ser de las mínimas o de toda la escala- y el incremento de las partidas sociales ?comedores y planes- como se hizo luego de la devaluación de 2018.

En el gabinete de Vidal también se evalúan diferimientos impositivos y apoyo a las PyMeS, que llegaría además vía Banco Provincia. En la mira también está la posibilidad de sumarse a la contención de los deudores de créditos UVA del Banco Provincia, aunque ya se anunció el congelamiento de las cuotas hasta fin de año.

La mira en el fondo

En ese marco, el salto de Lacunza de Lacunza, que fue hasta ahora y desde comienzos de su gestión ministro bonaerense ministro de Vidal, al gabinete nacional puso en foco una decisión que la gobernadora pide, hasta ahora sin éxito, desde fines del año pasado: la actualización por inflación de los fondos suplementarios que llegan vía pacto fiscal.

Es una medida de unos $19 mil millones, que el saliente titular de Hacienda, Nicolás Dujovne, negaba a la gobernadora, con quien mantuvo una relación muy tirante hasta su salida del gabinete de Macri, el sábado pasado. "Aún no hay nada de eso", dijeron a DIB voceros de la provincia, quienes de todos modos admitieron que existe la expectativa de que esa negociación, ahora, se destrabe.