135124

04.09 | Policiales El juicio se realizó en el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 2 de Azul

Condenaron a 7 años a una persona por robos "piraña" en el barrio 12 de Octubre

Este martes se dio a conocer la sentencia por la que un olavarriense de 24 años fue acusado de haber protagonizado una serie de hechos delictivos en marzo de 2015 en este sector de la ciudad. Los jueces a la par absolvieron a una mujer.

Los jueces que integran el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 2 del Departamento Judicial de Azul condenaron aeste martes a 7 años de prisión a un olavarriense acusado de haber concretado una serie de violentos robos en el mes de marzo de 2015, que se dieron en el sector de los barrios 12 de Octubre y Coronel Dorrego y para el que contó con la colaboración de otras personas. En el mismo fallo se resolvió absolver a una mujer que fue vinculada a los hechos desde el primer momento.

Fuentes judiciales confirmaron a EL POPULAR que Fernando Ricardo Rozas fue condenado a la pena de 7 años de prisión por ser encontrado autor penalmente responsable del delito de "robo triplemente agravado por su comisión en poblado y en banda, por efracción y empleo de arma de fuego". En las audiencias realizadas en el TOC 2 de Azul se debatieron dos hechos ocurridos a principios de marzo de 2015 en viviendas del barrio 12 de Octubre, pero al momento de su detención, pocos días después de los ilícitos, se investigaba su participación en otros delitos de similares características ocurridos en ese sector.

Durante el proceso se debatió la participación de Rozas en el violento robo a viviendas ubicadas en Roque Sáenz Peña al 500 y en Hipólito Yrigoyen al 500, en hechos donde contó con la colaboración de otras personas. Cuando fue detenido, el 12 de marzo de 2015, junto a él apresaron también a dos jóvenes y a una mujer de 23 años, dado que se investigaba su participación en los robos bajo la modalidad "piraña" que se habían dado poco antes en esos sectores de la ciudad.

Mientras la mujer estuvo sentada en el banquillo de los acusados en este mismo debate pero los jueces determinaron que sea absuelta; la situación procesal de los otros dos hombres detenidos en 2015, que en ese entonces tenían 19 y 26 años, fue resuelta en un juicio que se realizó de manera previa también en el TOC 2 de Azul.

La investigación fue llevada adelante desde un principio por la Unidad Funcional de Instrucción Nº 7 de Olavarría, que en ese entonces estaba a cargo de la doctora Susana Alonso, y luego las actuaciones fueron continuadas por la UFI 10. En tanto que durante el proceso judicial, que contó con dos audiencias de debate, la querella estuvo encabezada por la fiscal azuleña Laura Margaretic.

El Tribunal que dispuso esta pena para Rozas estuvo integrado por los jueces Luis María Surget y Magdalena Forbes, que integran el TOC 2 de manera subrogante; y el juez Gustavo Borghi, vicepresidente del Tribunal Nº 1 de Azul. Si bien quien preside el Tribunal 2 es la jueza María Alejandra Raverta, la misma se excusó de participar de este debate por haber integrado el tribunal que juzgó previamente a los otros jóvenes investigados por estos mismos hechos.

Robos "piraña"

Rozas fue culpado de ser una de las personas que concretó una serie de robos bajo la modalidad "piraña" que se dieron a principios de marzo en viviendas de los barrio 12 de Octubre y Coronel Dorrego de nuestra ciudad. En la crónica de EL POPULAR del momento en que cuatro de los integrantes de esta banda fueron demorados, se refiere que se investigaba la participación en los hechos de alrededor de una decena de personas. Sin embargo, los interceptados "serían los cabecillas y aquellos que pudieron ser efectivamente identificados a partir de las descripciones realizadas por las víctimas".

En cuanto a la modalidad delictiva, se detalló en la misma crónica que "los delincuentes irrumpían en el domicilio de forma violenta tomando por sorpresa a las víctimas derribando o destruyendo los accesos". En algunos casos además habrían realizado disparos y arrojado piedras contra las viviendas, "buscando aplacar cualquier intento de resistencia". Finalmente, "en cuestión de segundos prácticamente saqueaban el lugar y escapaban rápidamente con aquello que podían cargar entre sus brazos o prendas".

Para desarticular esta banda se realizaron de forma simultánea allanamientos en seis domicilios de la ciudad, ubicados en el barrio Coronel Dorrego y en cercanías de avenida Colón y Ruta 60; todos sectores cercanos a las viviendas donde ocurrieron los robos.