135662

18.09 | Información General Beca de Ibermuseos a un olavarriense

Hernán Quiroga en Perú: "Ya el Museo no es un lugar para guardar cosas"

A partir de una convocatoria lanzada por Ibermuseos, Hernán Quiroga, integrante del Museo de las Ciencias y encargado del Museo Etnográfico, participó de una pasantía en el Museo de Sitio de Pachacamac en Lima. La experiencia le permitió generar un vínculo y analizar la nueva concepción de Museo que se tiene en Latinoamérica en contacto directo con la comunidad.

Hernán Quiroga integra el equipo del Museo de Ciencias de nuestra ciudad y es quien lleva adelante las actividades del Museo Etnográfico en el Bioparque Municipal La Máxima. Desde allí, realiza múltiples trabajos a diario pero decidió probar suerte e inscribirse en un concurso para participar por una beca. Fue así como Ibermuseos le concedió la posibilidad de concretar una pasantía de 25 días en el Museo de Sitio de Pachacamac en Lima, Perú. Allí estuvo durante dos semanas trabajando de 9 a 17 horas de lunes a viernes, "y la semana restante aproveché a recorrer museos porque me encanta", aseguró el museólogo en diálogo con El Popular.

Ibermuseos es una organización sin fines de lucro que se encarga de becas de capacitación, encuentros de museos. Hernán tuvo la posibilidad de vivir esa experiencia a partir de una publicación que vio en internet en la que se postuló y resultó seleccionado en la posibilidad de hacer una pasantía profesional. Desde Perú le mandaron la carta de aval que precisaba y allí fue.

Museo de Sitio


Al llegar al lugar Hernán se encontró con un Museo de Sitio que está emplazado en un santuario que congrega peregrinos desde hace más de 1200 años, el templo del Sol, con pirámides con rampa, el templo Pintado y calles que conectan todo el sitio.


Él mismo contó que "el museo de nueva planta inaugurado en el año 2016 da cuenta de las excavaciones arqueológicas mediante una museografía minimalista relatando aquel mundo espiritual que llega hasta nuestros días". Entre los datos arqueológicos y las crónicas de los invasores españoles se puede entender la importancia de este sitio, "peregrinos de todos los puntos cardinales del antiguo Perú realizaban largas caminatas (a veces de muchos meses) para acudir al oráculo en busca de respuestas o ayuda". Sobre el nombre del espacio explicó que "Pachacamac es una deidad que estaba representada por un tótem de madera y al que solo los sacerdotes podían ver. Fue y es considerada una figura sagrada para las distintas comunidades que habitaron la región andina".

Los museos hoy

Lo que se busca en diferentes lugares del mundo es la vinculación de la comunidad a los Museos. Las nuevas políticas de gestión cultural tienden a que estos espacios cobren vida. Y eso se logra metiendo al territorio allí dentro, logrando que se apropien de lo que ellos cuentan.

"Hoy en día el Museo esta insertado en un contexto social que lo circunda y en ese sentido trabaja ejemplarmente con la comunidad para integrar a la misma en la protección del patrimonio. Es así como pone en práctica las directrices de la nueva museología que marcan entre otros aspectos el rol social de mismo, el rol protagónico del visitante y la constante articulación con las organizaciones territoriales, es decir un museo de puertas abiertas y conectado con su razón de ser, es decir la gente", explicó Hernán.

Y es que está convencido de que "ya el museo no es un lugar para guardar cosas. Se habla del museo como herramienta de desarrollo. Ellos empezaron a implementar acciones, talleres y empezaron a vincularse con la comunidad con actividades o desde perspectiva la económica para generar recursos". Y la vinculación con las necesidades y ocupaciones de la comunidad hizo que se genere un vínculo y un compromiso conjunto. Esa es la perspectiva "estratégica", según Hernán, ya que "es hacer sentir a la gente la vinculación con el espacio donde están".

En este punto sobre Olavarría dijo que "tenemos trabajo con la comunidad pero se puede profundizar mucho más porque se puede trabajar con las instituciones que tenemos alrededor del territorio". Entiende que es una apuesta interesante porque "es bueno que la gente reconstruya, indague lo que se está haciendo. Debe haber un espacio donde la gente sea constructora de lo que va a haber, en el momento de la visita o lo previo".

Formación y enriquecimiento

"La experiencia fue sumamente enriquecedora desde la perspectiva humana, compartiendo la dinámica de los trabajadores y sumándome a la misma lo cual me permitió conocer particularidades de la vida cotidiana en Lima", aseguró Hernán.

Pero al mismo tiempo, ese vínculo se traslada al plano laboral ya que el proyecto de pasantía tenía dos instancias: una de formación en las áreas de conservación preventiva, mediación educativa, estudio de públicos y museografía y una segunda instancia de multiplicación de la experiencia en Olavarría tanto en sus espacios de trabajo, (Museo de las Ciencias y Museo Etnografico Dámaso Arce) como en sectores culturales afines, "en ese sentido, gracias al apoyo de la directora del Museo Roxana Filippi y la subsecretaria Agustina Marino ya comencé a realizar los encuentros de multiplicación", manifestó.

Sobre la experiencia y lo logrado en esos días, expresó que "conocer otra cultura te enriquece. Todo termina siendo intercambio de cultura. El modo en que se comunican y se relacionan es diferente a las de acá", aseguró. Y manifestó que "uno de los aprendizajes que me queda es la importancia de la capacitación constante para mejorar en el rol que desempeño y en favor de la comunidad para la que trabajo". En ese sentido, invitó a todos los que deseen saber cómo armó el proyecto de postulación o les sea útil su experiencia para gestionar su propia beca a que lo consulten. Hernán entiende que esta posibilidad debe replicarse, "sobre todo porque la única construcción sustentable y valiosa es aquella que tiene cimientos colectivos por sobre los individualismos".

Sitio de investigación

Al estar en Pachacamac, pudo conocer las particularidades del Museo. "Conocí cómo trabajaba el equipo educativo, es muy importante pero como es Museo de Sitio, el aspecto más importante es la investigación", explicó. Constantemente están desenterrando el sitio "porque está emplazado en arena. Se siguen haciendo excavaciones, proyectos nuevos para entender cómo funcionaba como santuario antiguo". Hay proyectos y excavaciones de modo constante y lo que resulta de ese trabajo, después se sistematiza como información nueva.