24.10.2019 ESTILO DE VIDA

Quinoa, el "grano madre"

La quinua, qui?noa o kinwa es una planta auto?ctona de la regio?n de los Andes.

Este pseudo-cereal -no pertenece a la familia de las grami?neas en que esta?n los cereales tradicionales- data de miles de an?os antes de los Incas y constitui?a una de las comidas ba?sicas para los antiguos habitantes de los Andes, tanto como el mai?z y la papa.

Conocido como el "cereal madre" por su importancia en la alimentacio?n, pra?cticamente era la base de su dieta: "Cada an?o y en una ceremonia especial, el Inca plantaba las primeras semillas de la temporada y durante el solsticio, los sacerdotes llevando vasijas de oro llenas de qui?noa se las ofreci?an a Inti, el Dios Sol", completa Alejandra Garcia Hauw, coordinadora nacional de la Red de Cocineros Slow Food Argentina. "Se trata de la nueva estrella del mundo naturista y tambie?n de la cocina regional argentina, lugar del que se la ha rescatado", concluye.

La ONU (Organización Mundial de la Salud) nombró al 2013 el "Año Internacional de la Quinoa" precisamente en reconocimiento al alto contenido de nutrientes de este cultivo y potenció así su consumo a nivel mundial en ensaladas y en forma de guiso. Las proteínas que contiene doblan las del arroz o la cebada, ya que contiene cerca de 16 gramos de proteínas por cada 100 gramos. Se destaca por su alto contenido de fibra y minerales como magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc. Y también ofrece vitaminas B y E.

Su sabor es similar al arroz integral, pero su textura se asemeja a la del cuscús. Sus formas de preparación son muy versátiles y se adapta tanto a platos dulces como salados. Gracias a su elevado contenido en proteínas y vitaminas, la quinoa mejora la musculación y previene imperfecciones como la celulitis y estrías. Además, es ideal para las personas que tienen la piel seca porque es una gran fuente de hidratación.