26.10.2019 Lisandro Falabella, con la cabaña Lomas Pampas, obtuvo el Reservado Gran Campeón en la Expo Olavarría

"Los toros nuestros gustan y la clientela nos acompaña"

Fue un gran logro para Lomas Pampas, sin dudas. Pero es una cabaña que -como otras de nuestro partido- viene trabajando hace mucho tiempo, y bien, invirtiendo y cuidando todos los detalles para presentar en cada remate la mejor hacienda

El Reservado Gran Campeón Macho de la Expo Olavarría 2019 -que se realizó del 11 al 14 de octubre pasado- fue un toro de la cabaña Lomas Pampas, de la familia Falabella (Tachi y sus hijos Lisandro, Evaristo y Nicolás), luego de la clasificación de la 82a Exposición General de Ganadería y Circuito Angus Bonaerense, mientras que al día siguiente (martes 15) cuando se realizó el remate en la pista de la SRO, a cargo del martillero azuleño Juan Wallace, el hijo de Bismarck se vendió en 150 mil pesos (lo compró el productor olavarriense José María Ortiz).

Fue un gran logro para Lomas Pampas, sin dudas. Pero es una cabaña que -como otras de nuestro partido- viene trabajando hace mucho tiempo, y bien, invirtiendo y cuidando todos los detalles para presentar en cada remate la mejor hacienda. Desde hace seis décadas que es así. Luego de ese logro, Lisandro Falabella contó lo que significó conseguir esa distinción para un toro de su cabaña.

"Desde hace tres años nosotros estuvimos apartando un trío de toros para venir a la Expo Olavarría. Yo soy, por otra parte, integrante de la comisión directiva de la Sociedad Rural de Olavarría, y desde que decidimos venir apartamos algo parejo, algo bueno, bien de adelante, toros más grandes, más de pista, aunque no nos especializamos en hacer toros para exposiciones. Pero dentro de lo que tenemos, buscamos lo que mejor se adapta. Tuvieron un muy buen desempeño y salimos con el Reservado Campeón y en las ventas tuvimos una gran satisfacción, ya que se vendió todo y muy bien. La Expo, me decía papá -que no está en actividad- cómo ha mejorado la oferta de hacienda. Se vio hacienda muy buena en el remate y los precios estuvieron acordes a esa calidad. Si bien el año no es el mejor por la sequía, por la falta de pasto, pero se vendió todo muy bien" comenzó diciendo Lisandro.

¿Ese trabajo con el Reservado Campeón es algo que venías apuntando desde la cabaña?

Este es el tercer año que venimos a la Expo Olavarría. El primer año sacamos el campeonato, el segundo el reservado y esta vez nuevamente el reservado. Los dos años que sacamos el Reservado, el Gran Campeón lo sacó la cabaña Tres T. Estuvimos siempre ahí, prendidos. Los toros nuestros gustan y nuestra clientela de siempre viene a la Expo y compra acá. Esa es otra gran satisfacción, que nos siguen y nos acompañan.

¿Cómo ves la ganadería en la actualidad?

La ganadería hoy está pasando por un momento en el que no le sobra nada. Los valores que se consiguieron en el remate, por ejemplo, han quedado atrasados respecto de otros precios. Pero el déficit proteico, con este problema chino, es indudable y es algo que no se puede negar. La carne argentina es un producto demandado en el mundo, así que por ese lado de la exportación estamos muy bien ya que actualmente se está exportando el 30 por ciento de la faena y eso nunca había ocurrido. Hay mucha inversión interna y de gente de afuera en frigoríficos, por lo que el stock todavía no se ha achicado ni se ha agrandado, sino que está estable. Es difícil, porque este de la ganadería es es un negocio muy largo y muy lento, por lo que cuesta recuperar lo perdido pero de a poco se va logrando y tenemos que saber que el secreto es producir más cantidad de kilos de carne. Y hay que mirar y apuntar para afuera, que es donde está realmente la demanda fuerte y los buenos valores.