28.10.2019 | Política 

Kicillof, académico de perfil técnico e impronta productiva

El recorrido de Axel Kicillof hasta desembarcar al frente de la provincia de Buenos Aires es tan académico como político. 

Teórico, docente e investigador; militante, ministro, diputado y ahora flamante gobernador electo. El recorrido de Axel Kicillof hasta desembarcar al frente de la provincia de Buenos Aires es tan académico como político.

A partir del 10 de diciembre, deberá poner en marcha el objetivo de darle a la provincia "una impronta fuertemente productiva", lo que considera central para la generación de empleo genuino y reactivar de la economía; aunque al mismo tiempo tendrá que rever los mecanismos para incrementar los recursos, renegociar la deuda y atender las emergencias.

Más allá de sus propuestas y de su perspectiva económica, las incógnitas sobre cómo será su estilo de Gobierno aún son muchas. Es que Kicillof no es un dirigente tradicional: de perfil técnico pero descontracturado, inauguró un novedoso modo de hacer política no bien comenzó el Gobierno de Cambiemos. Apeló a su vocación docente y advirtió sobre las consecuencias económicas del modelo económico de Mauricio Macri en parques y plazas, que desbordaron en diferentes ciudades del país, con hincapié en suelo bonaerense.

Se graduó de Licenciado en Economía en la UBA con diploma de honor y su tesis doctoral sobre la teoría keynesiana, calificada con un 10, lleva tres reediciones. Se publicó en España, Inglaterra y Estados Unidos. Es investigador del Conicet y dirigió varios centros de estudio.

Fue uno de los ministros más resonantes del último gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, aunque estuvo al frente de Economía solo dos años, al igual que su predecesor Ricardo Lorenzino, a quien casi nadie recuerda.

Su filiación ideológica es discutida desde que irrumpió en el escenario político, allá por 2013. Señalado como marxista por varios analistas y opositores, él niega esa pertenencia y se autoproclama peronista y keynesiano. "No sé cuánto tiempo más tendré que explicar lo que soy para poder empezar a hablar de lo que quiero a hacer", dijo en una reciente entrevista con DIB.

El primer contacto que recuerda con la política fue en 1983 en un acto al que asistió con sus padres en el marco del cierre de campaña de Ricardo Alfonsín. Afirma que la vuelta a la democracia marcó a su generación y ya en el colegio secundario comenzó la militancia. Más tarde, en la Facultad, fundó su propia organización política TNT, sin ningún sello partidario nacional.

Es el segundo de tres hermanos, sus padres Daniel y Nora son psicólogos y está casado con Soledad Quereilhac, con quien tuvo dos hijos, León de 10 años y Andy de 8. (DIB)