137518

08.11 | Política 

El Congreso sin vacaciones, sesiona en enero

Sergio Massa visitó al actual presidente de Diputados, Emilio Monzó, para iniciar la transición. Ambos acordaron intentar impulsar la agenda del futuro presidente incluso antes de la asunción.

El diputado nacional electo Sergio Massa inició formalmente la transición en la cámara de Diputados y ya avisó que el Congreso estará activo durante enero para activar dos temas centrales para el nuevo presidente, Alberto Fernández: la renegociación de la deuda y la aprobación de una nueva ley de emergencia económica.

El líder del Frente Renovador visitó al actual presidente de Diputados, Emilio Monzó, para iniciar la transición. Ambos acordaron intentar impulsar la agenda del futuro presidente incluso antes de la asunción, con un paquete de leyes económicas y sociales.

Pero además, Massa adelantó que Alberto Fernández requerirá de un Congreso activo durante el mes de enero, cuando piensa tratar el Presupuesto 2020 y el reperfilamiento de la deuda externa, un punto que cree central para cualquier desarrollo económico. La agenda también prevé la aprobación de una nueva ley de emergencia económica.

Pero antes del recambio, Massa le pidió a Monzó que apure un paquete de leyes de carácter económico y social, que Alberto Fernández pretende que estén vigentes antes de su asunción: la Ley de Góndolas, la Ley de Alquileres y la creación del Consejo Económico y Social.

En ese sentido, ambos acordaron celebrar una sesión en las últimas semanas de noviembre, antes del recambio. En el Frente de Todos confían en que varios legisladores de Juntos por el Cambio apoyarán las medidas, pero reconocen que deberán trabajar los consensos. "Son herramienta para darle a Alberto antes de que asuma su cargo", consideró Moreau.

Menos dependencia

Según pudo saber DIB, Massa volvió al Congreso con la decisión de construir allí la base de su fortaleza política. En ese marco, le adelantó a Monzó que piensa en realizar una profunda revisión del reglamento del cuerpo para hacer más "dinámico" el tratamiento de leyes, y para que el ritmo de las sesiones no dependa tanto del Ejecutivo.

La diputada nacional Cecilia Moreau aseguró que "existe una idea para modernizar y rearmar el reglamento para hacerlo más dinámico y ágil, y para que no dependa tanto del Ejecutivo".

La legisladora massista usó la experiencia de Monzó para defender la idea de autonomía: "Cuando tuvo cercanía con el Gobierno el Congreso funcionó, pero cuando le sacaron tarjeta negra ya no". En ese sentido, cuestionó la falta de presencia de los ministros nacionales, en especial del Jefe de Gabinete Marcos Peña, en el recinto.

Para Moreau, "tenemos que terminar con esto de que los dictámenes duren tres meses y pasen de comisión en comisión". Para ello se piensa trabajar con dinámicas de plenarios de comisiones, con el objetivo de apurar leyes que Alberto Fernández considera claves para su gestión. (DIB)