137705

12.11 

Se demora el arribo de Evo Morales a México: debió evitar países que no autorizaron que el avión sobrevuele su espacio aéreo

El canciller Marcelo Ebrard hizo una relatoría de las complicaciones para sacar al ex mandatario boliviano de su país 

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, pisará suelo mexicano entre 11 y 11:30 de la mañana hora de México, luego de viajar en un avión de la Fuerza Aérea, informó el canciller mexicano Marcelo Ebrard.

El avión de la Fuerza Aérea Mexicana en el que viaja Evo Morales despegó en las primeras horas de hoy del aeropuerto internacional de Asunción, Paraguay, con destino a México, país que le ofreció asilo político.

Durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, Ebrard dijo que por el momento no se revelará el lugar donde Evo Morales tendrá su residencia en México por cuestiones de seguridad.

Precisó que será el exmandatario boliviano quien tendrá que dar su versión de los hechos, pues no le corresponde a México dar las razones de su decisión.

El canciller mexicano detalló todos los problemas que sufrió el vuelo que traslada a Morales desde Bolivia a nuestro país, los cuales calificó como "un periplo".

Quién sí y quién no dio permiso para sacar a Evo Morales de Bolivia

Sí: Paraguay, Brasil y Ecuador

Perú: en un inicio dio autorización de sobrevolar su espacio aéreo, pero al intentar regresar por la misma ruta, les negaron el permiso

No: Bolivia

Ebrard detalló que conseguir los permisos para sobrevolar Brasil, Perú y Ecuador y abastecerse de combustible, fue la razón de que el avión de la Fuerza Aérea Mexicana en el que viaja Evo Morales hiciera una escala de varias horas en el aeropuerto internacional de Asunción, Paraguay, antes de despegar rumbo a México y el motivo del retraso en la hora de llegada a suelo azteca.

"La ruta que se eligió fue a través de Lima, Perú. Se pidió autorización al gobierno de ese país, se nos otorgó. (Luego) la aeronave bajó a Lima como primer punto de contacto. Ahí tuvo que esperar porque para poder conseguir las autorizaciones correspondientes en Bolivia, ya se imaginarán ustedes el problema, en virtud de que están en medio de un proceso político muy complejo porque no está claro quién decide qué. Al final del día se otorgó el permiso por las autoridades competentes en Bolivia y se le dio la instrucción a la aeronave de que viajara, despegaron de Lima y cuando llegaron al espacio aéreo de Bolivia, les dijeron que no , que ese permiso ya no era el válido (... ) entonces hubo que retornar a Lima", señaló.

Marcelo Ebrard continuó con el relato:

"Ahí en Lima, esperar varias horas para poder conseguir la autorización que finalmente con la valiosa intervención de nuestra Embajadora del subsecretario de América Latina y del de la voz , finalmente el comando de la Fuerza Aérea fue el que otorgó el permiso para que pudiéramos ir, lo cual dice también quién tiene el poder ahorita en Bolivia. Entonces pasó la aeronave, llegó al aeropuerto en donde estaba esperándonos Evo Morales y la ruta que teníamos para retornar era la misma: regresar por Lima, después sale a aguas internacionales y de ahí hasta México. Pero ya casi por salir alrededor de las 7:30 de la noche (hora de México) el gobierno del Perú por vía de su canciller, me comunicó que por valoraciones políticas se suspendía ese permiso para bajar en Lima a recargar combustible y retornar a México".

"Entonces eso fue muy difícil, muy tenso porque en el aeropuerto donde estaba Evo Morales en ese momento, ya había una situación difícil por dos razones: porque los seguidores o simpatizantes de él estaban en torno al aeropuerto y al interior del aeropuerto había elementos de las Fuerzas Armadas de Bolivia. Entonces fue un periodo de los de mayor tensión para nosotros. Finalmente hubo que conseguir una ruta, un Plan B, pero en lo que conseguíamos ese plan B se pudo haber dado una situación muy difícil en el propio aeropuerto ya estando Evo Morales a bordo de la aeronave de la Fuerza Aérea de México. Fue el peor momento".

"Hablamos con Paraguay. Yo establecí contacto con el canciller que amablemente me atendió. Nos ayudó mucho el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, le agradezco profundamente su apoyo y su gentileza porque él habló con el presidente de Paraguay también por su lado y el canciller me dijo 'no tenemos inconveniente de que vengan ustedes a la Asunción y aquí recarguen ustedes combustible y permanezcan ustedes las horas que sean necesarias en lo que ustedes hacen su tramite de autorización de espacio aéreo porque entendemos la circunstancia en la que están, puede convertirse en una tragedia'", relató.

El canciller mexicano dijo que debido a que lograr cada permiso con cada país implicó realizar muchas llamadas con las autoridades correspondientes, lo que derivó en un retraso importante para el despegue de la aeronave.

Ebrard resaltó y reconoció la labor de las Fuerzas Armadas y del General que estuvo a cargo de la operación para traer a Evo Morales a México.

"Volvió a intervenir la Embajadora y finamente logró que de nuevo la Fuerza Aérea de Bolivia nos permitiera salir, porque ya no nos iban a permitir salir. Ahora sí que por un milimétrico espacio se dio la salida", señaló.

Después, relató Ebrard, se volvió a hablar con Perú a quienes se les pidió permiso para cruzar por su espacio aéreo, lo cual les fue concedido. Pero después, dijo, se tuvo que hablar con el canciller de Ecuador para consultarle si podían bajar en Guayaquil para recargar combustible, a lo que les dieron autorización.

Sin embargo, al volver a llamar a Bolivia para pedir autorización de sobrevolar su espacio aéreo para regresar a Perú, ya no se los otorgaron "porque era muy tarde". Fue entonces que dijo Ebrard, el embajador de Brasil en La Paz les ofreció ayuda y en la madrugada consiguieron "casi milagrosamente" el permiso para poder volar en el espacio aéreo de Brasil, en la línea fronteriza de Bolivia y Brasil y de ahí salir a Perú y cruzar el espacio aéreo de Ecuador, ya no bajar en Guayaquil y seguir hasta la Ciudad de México", relató Ebrard.

Fue hasta ese momento, que el avión de la Fuerza Aérea Mexicana pudo despegar, aproximadamente, a las 2:00 am, hora de México.

"La última vicisitud que nos refieren fue que se tuvo que rodear Ecuador porque ya estando en vuelo, les dijeron que no les permitían sobrevolar el espacio aéreo y que lo iban a revisar, entonces hubo que rodear para entrar a aguas internacionales y poder continuar el vuelo", resaltó.

Por otra parte, el canciller mexicano aseguró que no hay tensiones con Estados Unidos por el acto diplomático ocurrido en Bolivia y aclaró que una cosa es que existan diferencias en las posturas, pero insistió en que eso no representa ninguna tensión.

"México tiene su propia idea de la política exterior, por ejemplo, el país siempre ha dicho que la interrupción de un periodo de un presidente se llama Golpe de Estado y no caben adjetivos contra eso", dijo el canciller.