30.11.2019 

Destinaron más de 800 millones de pesos a la ganadería de Río Negro en los últimos siete años

Así, se logró recuperar el stock bovino hasta 750.000 cabezas y el ovino a 1.250.000. La cantidad de productores que engordan se quintuplicó y la faena se incrementó 60%. 

El gobierno de Río Negro destinó durante los últimos siete años más de 800 millones de pesos a la asistencia de unos 2.500 productores ganaderos de toda la provincia, mediante el Programa Ganadero Bovino Provincial; el Plan Ovino y Caprino; el Plan Sectorial Porcino y el Programa de Siembra de Pasturas y Maíz, se informó hoy.

A los planes provinciales, se sumaron los nacionales "Ley Ovina y Caprina, Prolana y Proderi". "Es un orgullo haber sido parte de este proceso de recuperación de la ganadería. Los productores sufrieron y se esforzaron mucho, y hoy viven un presente de crecimiento", resumió el gobernador Alberto Weretilneck.

La actual gestión se inició con años de sequía y la erupción de tres volcanes, que arrasaron con 60% de las majadas y 55% de los rodeos.

Por entonces, se contabilizaban menos de 400.000 cabezas bovinas y 700.000 ovinas, pérdida de animales y de productores que dejaban la actividad, abatidos por la situación.

Las cabañas eran menos de 10, las hectáreas sembradas de maíz menos de 4.000 y los productores que realizaban engorde menos de 40.

La faena de bovinos no llegaba a las 100.000 cabezas y la de ovinos a 35.000; y la producción de lana apenas superaba los 2.500.000 kilogramos al año.

El financiamiento facilitado por el gobierno fue destinado a la recuperación del stock, infraestructura predial, engorde y suplementación, siembra de maíz y alfalfa, captación y distribución de agua, compra de reproductores, esquila, comercialización de carne y manejo de fauna silvestre.

En ese sentido también se sostuvo una fuerte defensa del Status Sanitario sin vacunación y se logró el reconocimiento internacional que abrió el comercio con Japón y China.

Así, se logró recuperar el stock bovino hasta 750.000 cabezas y el ovino a 1.250.000. Se incrementó la superficie sembrada con maíz a 10.000 hectáreas y se triplicó el número de cabañas en la provincia. La cantidad de productores que engordan se quintuplicó y la faena se incrementó 60%.

Además, la producción de lana se incrementó a cuatro millones de kilos por año, cifra récord en la historia provincial.

"Es imposible no reconocer el trabajo de todas las personas que fueron parte del proceso y destacar el esfuerzo de los productores, hoy Río Negro está destinada a ser una provincia agrícola-ganadera", finalizó Weretilneck.