28.12.2019 

Estado de los cultivos en la provincia de Buenos Aires

Informe del INTA al 23 de diciembre 

Soja: El cultivo se encuentra, en general, en etapas vegetativas. Las precipitaciones registradas, en algunos casos detuvieron las tareas de siembra de soja de segunda, y otros probablemente también requieran la resiembra debido a los altos registros de lluvias caídas o a la caída de granizo.

Trigo: La cosecha de trigo continuó avanzando durante la semana con rendimientos heterogéneos. En áreas del sur, centro y norte de la provincia se reportan rendimientos más bajos que la campaña previa. A diferencia de la mayoría, el noreste fue una de las regiones beneficiadas con adecuadas precipitaciones, resultando en rendimientos elevados. El área cosechada alcanzó casi el 40% de la superficie del cultivo en la provincia. En el resto el cultivo está en llenado de granos o madurez fisiológica. En las áreas donde el agua era limitante, continúa, en general, esta situación, a excepción de la zona de Tres Arroyos, por ejemplo, donde las últimas lluvias resultaron beneficiosas para el cultivo.

Girasol: La siembra del cultivo se encuentra próxima a finalizar. El estado general es bueno, aunque las temperaturas han sido altas y las precipitaciones insuficientes para cubrir la demanda del cultivo.

Maíz: Las tareas de siembra del cultivo continuaron solo en las áreas donde la humedad de suelo resultaba propicia. Las reservas de agua en el suelo comienzan a ser escasas en gran parte de la provincia. En áreas del norte está iniciando la floración, es decir el período crítico para la definición del rendimiento. Se espera la ocurrencia de precipitaciones para atravesar el mismo sin limitantes.

Soja: El cultivo evidencia síntomas de estrés hídrico en algunas áreas del oeste, sudoeste y centro de la provincia. La siembra de soja de segunda, también se ve afectada en algunas áreas debido a la falta de humedad en el suelo.