06.01 

Reyes Magos: ¿de dónde viene la tradición?

Surge en el Evangelio de San Mateo que cuenta que los magos vinieron de Oriente guiándose por una estrella que los condujo hasta Belén.

Preparen las cartas, el agua y el pasto: llega la celebración de Reyes Magos, esa fecha especial en la que los más chicos pueden pedirle a Melchor, Gaspar y Baltazar los regalos que, por una u otra razón, Papá Noel no trajo en Navidad.

Y el festejo no será exclusivo para los niños de la Argentina. También lo disfrutarán pequeños de gran parte de Hispanoamérica y otros países del mundo.

La adoración de los Reyes se produce 13 días después del nacimiento de Cristo y narra el comienzo de la Epifanía (del griego epipharmera: "brillar sobre", "mostrarse"). Esta es la celebración de la manifestación de Jesús como Dios en la Iglesia de oriente u ortodoxa.

La tradición surge en el Evangelio de San Mateo que cuenta que los magos vinieron de Oriente guiándose por una estrella que los condujo hasta Belén. Cuando llegaron, los Reyes volvieron a ver la estrella, hallaron a Jesús recién nacido y lo adoraron.

En esa oportunidad le ofrecieron oro (por su naturaleza real, como regalo conferido a los reyes), incienso (por su naturaleza divina, empleado en el culto ) y mirra (un compuesto embalsamador para los muertos, representando el sufrimiento y muerte futura de Jesús).

La tradición de convertir la noche de Reyes en una fiesta infantil con regalos para los niños comenzó mucho más adelante, durante el siglo XIX, en España y se expandió posteriormente a otros países de cultura hispana. (La Nación)