05.01 | Columnistas 

Radiografía de la vieja matriz policial

La seguridad y los perfiles ministeriales. La Correpi terminó el año con dos grandes datos: un muerto por gatillo fácil cada 19 horas y una inédita reunión con Sabina Frederic. Olavarría arrancó el nuevo año con un escándalo represivo que derivó con -hasta ahora- tres policías desafectados. ¿Quién le pone el cascabel al gato? 

Claudia Rafael

[email protected]

El 2020 puso, en Olavarría, a la Bonaerense en la mira. Con tres policías desafectados -hasta ahora- se deberá conocer qué alcance real tuvieron los episodios represivos del primer día del nuevo año. Que, de no haber ocurrido en tiempos en que el celular es casi una extensión del cuerpo humano, no hubieran nunca quedado registrados fílmicamente. Y más allá de lo que arroje la investigación penal en curso, hay otra investigación que no será. Aquella que analice las causales de fondo. Las que deberían explicar las razones más profundas para que funcionarios públicos puestos para prevenir delitos terminen siendo los responsables de lo que algunos llamarán "excesos" y otros, hijos de una matriz institucional. Los archivos hablan por sí solos. 17 años atrás, en entrevista con esta periodista, el entonces jefe departamental Azul -que asumió por orden de Juan Pablo Cafiero tras la serie de cambios que hubo en la fuerza después de la masacre de Avellaneda-, minimizaba los aprietes y delitos policiales como "pillerías".

La nota completa en la edición impresa de diario EL POPULAR