05.01 LIBROS.

La moral de las máquinas

En un mundo distópico Inglaterra ha perdido la guerra de Malvinas y los adelantos tecnológicos son una realidad desde hace muchos años. Tanto es así que es posible adquirir un robot con los mismo sentimientos y deseos que los humanos. ''Máquinas como yo'' de Ian McEwan

Rodrigo Fernández

[email protected]

Fue Issac Asimov quien redactó las tres leyes de la robótica con un objetivo muy claro: que los humanos pudieran protegerse ante una posible rebelión por parte de los robots. Un código, moral, inserto en su sistema que lo hace sólo una máquina con posibilidades limitadas. Un instrumento del hombre que no se hace preguntas, sólo resuelve en pos de mejorar la vida de su creador. "Máquinas como yo", la nueva novela de Ian McEwan, aborda el tema desde otro punto de vista en un mundo donde la tecnología forma parte de la vida cotidiana de las personas.

La nota completa en la edición de diario EL POPULAR