140317

22.01 Los agentes se encontraban en la ciudad balnearia en el marco del Operativo Sol

Investigan a policías de Olavarría y Azul por asaltos a turistas en la costa

Fueron dos robos que ocurrieron 10 días atrás en viviendas del balneario Arenas Verdes, partido de Lobería. La semana pasada la Justicia procesó a cuatro efectivos de la DDI, uno de los cuales es oriundo de José C. Paz y está detenido. Los restantes se encuentran en libertad.

Cuatro agentes policiales de distintas sedes de la Provincia de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) fueron imputados por dos asaltos que ocurrieron a mediados de mes en viviendas del balneario Arenas Verdes, partido de Lobería.
  • Dos de los efectivos se desempeñan en la subdelegación de Olavarría, uno en Azul, en tanto que el restante proviene de José C. Paz y hasta el momento es el único detenido.

Los robos se produjeron en la noche del sábado 11 de enero. La modalidad delictiva y las características de los delincuentes derivaron en que el viernes pasado agentes policiales procedan a capturar al oficial inspector Martín Ezequiel Lencina, de José C. Paz, quien a inicios de esta semana quedó detenido tras la resolución del Juzgado de Garantías de Necochea.

En el marco de la misma investigación fueron procesados y suspendidos de manera preventiva otros tres agentes, dos de la SubDDI Olavarría y uno de la DDI Azul, quienes actualmente se encuentran en la ciudad balnearia a disposición de la Justicia, pero permanecen en libertad. La totalidad de los efectivos se encontraban en Necochea y en Arenas Verdes para cumplir funciones como refuerzo del Operativo Sol.

Las actuaciones por las que están procesados los efectivos fueron caratuladas por el fiscal Carlos Larrarte como "robo doblemente calificado por poblado y banda, agravado por el uso de arma de fuego y por la calidad de funcionario policial". Bajo esta figura es que el juez de Garantías Aldo Rau determinó la detención de Lencina, quien fue desafectado preventivamente de la fuerza por parte de la Oficina de Asuntos Internos de la Policía bonaerense.

Se llevó adelante un allanamiento en un camping donde están radicados los efectivos de Azul y Olavarría.

Según difundió TSN Necochea, el policía detenido declaró ante el fiscal que encabeza la UFI de Delitos Complejos de la ciudad balnearia, donde negó su vínculo con los asaltos y señaló que en esos momentos no estaba presente en ese sector. Sin embargo, las declaraciones de las víctimas y diferentes prendas de vestir y otros elementos secuestrados en un allanamiento realizado la semana pasada apuntan a Lencina como uno de los autores de los robos.

En el marco de la investigación llevada adelante por la justicia y efectivos de la DDI Necochea y la SubDDI Lobería, se allanaron la habitación de un hotel ubicado en la villa balnearia que alquilaba el detenido y se requisó un vehículo Volkswagen Gol de su propiedad. Como resultado secuestraron 40 mil pesos, una pistola de aire comprimido, chalecos antibala y de transporte; calzado, una peluca y también se incautaron dosis de cocaína.

Los delincuentes fueron tres, iban vestidos como policías, e incluso llegaron a tener chalecos antibala. También describieron similares armas de fuego y que tenían los rostros descubiertos.

A la par, se llevó adelante un allanamiento en un camping donde están radicados los efectivos de Azul y Olavarría. En este caso fueron incautadas las armas reglamentarias de los agentes policiales y sus teléfonos celulares, que iban a ser sometidos a las pericias correspondientes, tanto para analizar su contenido como para determinar en dónde se encontraban al momento que ocurrieron los asaltos, a través de las antenas de telefonía. Para los efectivos que aún se encuentran en libertad se determinó el cese de servicio en los sectores donde estaban asignados para desempeñarse.

Los asaltos

Los robos por los que se encuentran procesados los 4 policías sucedieron con pocos minutos de diferencia en la noche del sábado 11 pasado. En ambos casos los delincuentes llevaban puestos uniformes de policía y armas similares a las reglamentarias de la fuerza de seguridad provincial.

Por un lado, una familia oriunda de la ciudad de Lobería fue sorprendida por tres delincuentes cuando compartía una cena con amigos. Los ladrones se apoderaron de dinero en efectivo, teléfonos celulares y otros elementos de valor. Poco después y a escasas cuadras, mientras las víctimas denunciaban el robo, se produjo un asalto donde los damnificados resultaron ser turistas de La Plata. En este ilícito los delincuentes redujeron y encerraron en una habitación a las víctimas, para llevarse luego dinero en efectivo.

Según las denuncias, en ambos casos los delincuentes fueron tres, iban vestidos como policías, e incluso llegaron a tener chalecos antibala. También describieron similares armas de fuego y que tenían los rostros descubiertos. Se investiga además si cometieron un tercer ilícito en un domicilio donde no había moradores.