140350

23.01 Año Nuevo Chino 2020

Conocé todo lo que depara el Año de la Rata para tu signo zodiacal

El 25 de enero empieza el reinado de la rata, el animal más escurridizo del horóscopo chino. Su constante y rápido movimiento marcará la pauta durante el 2020.

Fue el animal más pequeño de todos el que triunfó en la carrera convocada por el emperador de Jade. La rata, desde este 25 enero, abre un nuevo ciclo en el calendario chino y genera un cambio de paradigmas que se extenderá hasta el 11 de febrero del 2021.

Según Dong Yilin, tercera generación de maestros del feng shui, el año de la rata de metal yang es el inicio de una época de profundas transformaciones que permite "descartar lo inservible y empezar un camino distinto".

¿Qué animal eres en el Horóscopo chino?

Rata: 1948, 1960, 1972,1984, 1996 / Buey: 1949,1961, 1973,1985, 1997 / Tigre: 1950, 1962, 1974,1986, 1998 / Conejo: 1951, 1963, 1975,1987, 1999 / Dragón: 1952, 1964,1976,1988, 2000 / Serpiente: 1953, 1965, 1977,1989, 2001 / Caballo: 1954, 1966, 1978,1990, 2002 / Cabra: 1955, 1967, 1979,1991, 2003 / Mono: 1956, 1968, 1980,1992, 2004 / Gallo: 1957, 1969, 1981,1993, 2005 / Perro: 1958, 1970, 1982,1994, 2006 / Cerdo: 1959, 1971, 1983,1995, 2007

A continuación, presentamos qué le espera a cada signo en este nuevo año.

EL EMPERADOR DEL AÑO: rata

Sus protegidos: mono, buey y dragón

Sus adversarios: caballo, conejo y cabra

La rata entra corriendo a la Casa del Taisui porque ya empezó la carrera y sabe que está en desventaja. Huye del "benmingnian" (???) o "su propio tiempo" y a su paso abre un nuevo ciclo de doce años. Tres son las armas de su éxito: rapidez, persuasión y versatilidad. Enfrenta un año de subidas y bajadas pero con su fina intuición puede encontrar la salida.

En esta carrera de nunca parar, la rata avanza con una armadura. La rata es agua, lo que permite que el animal se escabulla de los peligros, mientras carga con una coraza confeccionada con el metal del año que retrasa su marcha. La armadura representa las oportundidades que tiene para generar fortuna y el peso simboliza el precio que se paga.

Así, la rata debe buscar un equilibrio antes de cruzar el río. Si no se compromete con su trabajo o estudio, no conseguirá ganancias a largo plazo y se habrá quedado a la mitad del camino. Si solo persigue el dinero o su beneficio propio, la salud y las relaciones personales se estacarán. Fatiga, desánimo y hasta depresión aparecen en los meses de abril y julio.

El emperador del año se sentirá desorientado sobre su futuro e irá de acá para allá, perdido en su propio laberinto. Resulta que nada es suficiente para el animal que obtuvo el primer lugar de la competencia. Ya no hay marcha atrás, hay que adaptarse a la nueva ruta y actuar con pragmatismo. La victoria llega con la luz, no en la oscuridad.

PRIMERA POSICIÓN: mono

Sus protegidos: rata, dragón y cabra

Sus adversarios: tigre, serpiente y cerdo

Después de un cierre aparatoroso del ciclo, el mono ya está listo para volver a saltar y perderse en la inmensidad del bosque. Tiene dos años de plazo para consolidar su posición hasta que el tigre lo baje del árbol. Tal es su poder en el Año de la Rata que todos los otros animales intentarán colgarse de su cola. El mono debe evitar ser manipulado.

En este ambiente de colaboración eficaz, el mono, la rata y el dragón mantienen una relación "sanhe" (??) o "tres en uno". Todo lo que emprendan juntos alcanzará vuelo. En el juego de protegidos y adversarios, el mono deja atrás al tigre, su enemigo natural, rescata a la cabra que lo salvó el año anterior, y es indiferente con la serpiente y el cerdo, los cuales tendrán que olvidar sus diferencias para alcanzar la meta.

El metal es el elemento del año y también del mono que fortalecerá su desempeño en el trabajo o el estudio. Pero necesita escoger muy bien a sus aliados entre aquellos que destaquen por capacidad y fidelidad, pues estará envuelto en traiciones y conspiraciones para hacerlo caer. Debe aprender a gestionar sus emociones y manejar el estrés, especialmente en los meses de febrero, mayo y agosto.

Este año, los saltos del mono son tan altos y largos que nadie lo puede alcanzar. Es tiempo de emprender negocios, liderar proyectos innovadores y experimentar rutas alternativas que lo conduzcan a la felicidad. Todo fluye por el agua de la rata. Tiene la energía para generar cambios a gran escala, ahora falta la decisión. Cuando vaya al bosque, apunte siempre al sol.

SEGUNDA POSICIÓN: buey

Sus protegidos: serpiente, gallo y rata

Sus adversarios: cabra, caballo y perro

Ha llegado a su destino con la cabeza en alto. Una leyenda dice que la rata viajaba escondida en el cuerno del buey. Para librarse de ella, el buey sacudió la cabeza y la rata salió disparada hasta cruzar la meta. Fue así como el animal más pequeño de todos ganó la carrera convocada por el emperador de Jade. El buey obtuvo el segundo lugar y la rata jamás olvidó el episodio.

Ambos animales comparten el agua que armoniza con el metal de este año. La relación fluye con altibajos aunque es complementaria. Durante el Año de la Rata, el buey lidera la marcha, carga con las responsabilidades, asume los mayores desafíos y avanza con éxito a la conquista de nuevos horizontes. Es tiempo de la cosecha y los frutos están maduros.

Para el buey es una temporada en la cual su trabajo será reconocido y admirado. Pero debe rodearse de aquellos que hayan demostrado compromiso y lealtad, si realmente quiere llegar primero a la meta. Tenga cuidado con los oportunistas, los manipuladores y los falsos amigos. Que el poder no se le suba a la cabeza.

Es tiempo también de explorar sus propios límites. Puede marcar nuevos hitos en su historia personal y profesional si es flexible y pragmático en sus decisiones, sobre todo en abril y agosto. Abra zurcos de diálogo y construya puentes de comunicación para demostrar que no todo está perdido y es posible marchar juntos hacia el progreso.

TERCERA POSICIÓN: dragón

Sus protegidos: rata, mono y gallo

Sus adversarios: perro, conejo y dragón

El dragón abre el nuevo ciclo en las alturas. Es tiempo de volar más alto y más lejos, aprovechar las oportunidades y buscar otros horizontes. El mono y el buey marchan por delante pero el dragón tiene alas. Deberá dejar temporalmente la casa para consolidar sus proyectos, expandir su carrera y emprender otros negocios. Piense en grande, como el dragón que es.

De acuerdo con el ciclo generativo de los cinco elementos, el metal que trae el año produce el agua de la rata que da vida a la madera del dragón. Todo fluye a su favor, las finanzas, el empleo y las relaciones, esto se traduce en mayor liquidez, un ascenso, un nuevo compromiso o hasta un matrimonio. Si no hay agua, el metal corta la madera.

Por eso debe proteger la salud para que todo el resto funcione como una maquinaria, con una mayor atención al sistema digestivo y la circulación, especialmente en los meses de abril y diciembre. Mientras que agosto es el mejor mes para viajar a un destino nuevo y lejano, mudanzas o giros oportunos de timón.

Durante este trayecto, apenas cargue con lo indispensable para aligerar su vuelo. El dragón es intenso, impulsivo y con un ego que siempre marcha por delante. Ha llegado la hora de perdonar y deshacerse de rencores que le impiden despegar. Abra su corazón, hay nuevas aventuras cruzando el horizonte.

CUARTA POSICIÓN: gallo

Sus protegidos: serpiente, dragón y buey

Sus adversarios: conejo, perro y gallo

Hizo bien en cantar al amanecer. Aunque no es favorito de la rata, este año el buey y el dragón lo sacan a pasear. El buey lo dotará de fortaleza y empuje mientras que el dragón le prestará unas alas más grandes para que pueda volar. No se preocupe por el conejo, su enemigo natural, no saldrá de su madriguera.

Los metales que concentran el año y el gallo fortalecen su espíritu guerrero. No basta decir las cosas, hay que hacerlas. Es tiempo que el gallo de un paso más hacia su libertad. Mudanzas, traslados, y viajes fluyen con éxito a través del agua que trae la rata, especialmente durante los meses de abril y el próximo enero.

Aunque este año, la salud y el dinero se mantienen estables podría haber una recaída en los meses de setiembre y octubre. Cuide su hígado y otros órganos directamente vinculados a la comida y la bebida. Evite los excesos y sea prudente con su descanso y sus gastos. No se coloque en el centro de las discordias que puede salir desplumado.

Es temporada de fortalecer las relaciones con la familia y hacerla crecer. En el camino puede sentir que lo ha perdido todo pero en realidad ha ganado. Es hora de sacar a relucir sus talentos. Su mente aguda y meticulosa, su capacidad de persuasión y su espíritu altruista serán valorados. Este año asuma riesgos que al final de la ruta, brillarán sus plumas.

QUINTA POSICIÓN: serpiente

Sus protegidos: gallo, buey y caballo

Sus adversarios: cerdo, tigre y mono

Si llegó hasta aquí quiere decir que sobrevivió a los temporales del ciclo anterior. En el Año de la Rata estará a salvo detrás del buey pero tendrá que huir del mono, el animal predilecto del Taisui. Su capacidad para moverse en zigzag, le permitirá superar los obstáculos y avanzar por tierra firme, siempre y cuando sea a plena luz del día.

La oscuridad no es una amiga confiable. Allí se esconden las trampas que le habrá tendido el mono. Tiene que ser honesto y transparente en cada uno de sus actos, o cargará con culpas ajenas. No es tiempo de evasivas o secretismos. En el mes de febrero se registran situaciones complicadas. Actúe con prudencia, controle sus impulsos y cuide su salud.

El agua que trae la rata puede apagar el fuego de la serpiente. Su posición es ambivalente con respecto al campo laboral y las finanzas. Mejorará si trabaja en equipo o consigue un socio confiable. El metal del año representa el sentido de justicia. Además del buey, puede recurrir al gallo y hasta colaborar con el cerdo o el tigre que también huyen del mono.

Ha llegado el tiempo de cambiar de piel. Sea pragmático a la hora de salir del agujero y busque soluciones rápidas. Tiene que adaptarse a los cambios, y ser flexible en la negociación si quiere mantenerse en carrera. Confíe en su intuición, determinación y no pierda el entusiasmo. Explore nuevas salidas y recuerde que su familia es por ahora el único refugio seguro.

SEXTA POSICIÓN: cerdo

Sus protegidos: cabra, conejo y tigre

Sus adversarios: serpiente, mono y cerdo

Después de clausurar con éxito otro ciclo de doce años, el cerdo se ha vuelto a dormir. Como todavía faltan muchos años para retornar a la carrera, nada le preocupa de inmediato. No le falta razón, su enemiga natural la serpiente está siendo perseguida por el mono, que este año es el preferido del Taisui. Si el cerdo despierta de su sueño, podrá elaborar una estrategia con el tigre para esquivar al peligroso mono.

Lo que necesita el cerdo por ahora es ganar tiempo. El agua que comparte con la rata permite al cerdo nadar contracorriente hasta remontar el año. El metal refuerza su sentido de rectitud. Para mantenerse a flote y no hundirse en las aguas de la incertidumbre, debe seguir nadando. No se aleje un ápice de su ruta, focalice en la meta y avance con optimismo.

A medida que pasen los meses, el año irá tomando velocidad. El mes de febrero es oportuno para generar los cambios que demanda la rata, y con esfuerzo, perseverancia y dedicación, en el mes de julio ya habrá alcanzado sus objetivos. Durante el trayecto no tema levantar oportunamente la espada para cortar de raíz los problemas. El cerdo no es vengativo sino justiciero.

En el Año de la Rata, el cerdo consolida sus relaciones en el ámbito profesional y en el plano personal. Ya está listo para emprender nuevos retos. Su integridad, prudencia y equilibrio serán muy valorados a la hora de medir lealtades. Debe ser generoso y compartir las ganancias al cierre del año. Después, podrá volver a soñar.

SÉPTIMA POSICIÓN: tigre

Sus protegidos: caballo, perro y cerdo.

Sus adversarios: mono, serpiente y buey

Lo que necesita un tigre en el Año de la Rata es expandir sus propios horizontes. Un viaje distante y a tierras inhóspitas lo mantendrá alejado de la vista del mono, su enemigo natural. Durante la huída tiene que decidir si se detiene a colaborar con el cerdo para despistar al mono, o trepa solo la colina hasta la cima. Como el tigre ama la justicia, buscará al mono y se meterá nuevamente en líos.

A pesar de su posición ambivalente, la energía del tigre puede ser suficiente para superar las contradicciones del año. Es tiempo de lanzar un nuevo proyecto, ascender en el trabajo o echar a andar un negocio. El animal más fiero del horóscopo chino necesita aprender a controlar su carácter y extender el círculo de sus amigos.

La rata transporta el agua que da vida a la madera del tigre. El metal que concentra el año genera un problema para este animal. El tigre cuando recibe la espada es autoritario, un poco obstinado y bastante agresivo. Debe prestar mucha atención a su salud, especialmente durante los meses de febrero y agosto. Desde junio hasta octubre, el tigre habrá dado grandes saltos.

La fuerte personalidad del tigre causa un impacto en la rata pero no en el mono que le hará perder la paciencia durante todo el año. El tigre es un líder natural de espíritu combativo y mente ágil que además no aguanta jaulas. Debe ser paciente, meticuloso y constante si quiere alcanzar la meta. El tigre nunca se rinde y siempre vuelve al camino.

OCTAVA POSICIÓN: perro

Sus protegidos: caballo, conejo y tigre

Sus adversarios: dragón, gallo y cabra

En el Año de la Rata el perro se muerde la cola. Su excesivo espíritu crítico, su actitud conservadora y su poca tolerancia lo convierten en el blanco perfecto del buey y el dragón, ambos favoritos del Taisui. Pero en lugar de esconderse o buscar un refugio seguro, ha decidido ladrarles. El tigre, su único protector, está ocupado con el mono y no acudirá a su rescate.

El perro es metal como el año, mientras que la rata concentra agua. Durante este temporada el perro debe evitar los conflictos, las peleas y las disputas que pueden desencadenar en juicios y sentencias. Tiene que pensar bien lo que dice, sus propias palabras lo traicionarán. Esta situación puede complicarse especialmente en los meses de octubre y diciembre.

Los proyectos colectivos tanto a nivel profesional como empresarial obtendrán buenos dividendos que deberán ser repartidos con justicia. Sin embargo, la obsesión por conseguir ganancias y el poco descanso físico pueden afectar seriamente el sistema nervioso y digestivo. El dinero que llega pronto se marcha rápido. Sea prudente y ahorre todo.

Es tiempo de buscar apoyo en la manada. La familia y los buenos amigos son un espacio seguro de crecimiento y renovación. Debe fortalecer los vínculos, reducir la desconfianza y tolerar las diferencias a través de un diálogo respetuoso y alturado. El estrés, la ansiedad y la inseguridad son ladrones de la energía. Febrero será un mes inolvidable.

NOVENA POSICIÓN: cabra

Sus protegidos: cerdo, conejo y caballo

Sus adversarios: buey, rata y perro

Una vez más, la cabra cae al abismo. Después de haber llegado a la cumbre y contemplado el horizonte, el animal más vulnerable del horóscopo empieza un nuevo ciclo en las profundidades. La cabra tiene que encontrar una forma creativa para volver a subir la montaña sin perder el equilibrio. El ascenso solo es posible cuando ya no hay temor de volver a caer.

Arriba del precipicio, las perspectivas no son mucho mejores. La cabra es la tercera adversaria de la rata; y el buey, su enemigo natural, está fortalecido por el Taisui. El único que puede ayudarla a salir es el mono, si acaso le lanza su cola. Una vez a salvo, la cabra debe emprender el rescate del conejo y el caballo que también están huyendo de la rata, aunque corre el peligro de una triple caída.

La cabra es fuego, la rata es agua y el año es metal, una combinación que abre una pequeña luz de esperanza, sobre todo durante los meses de febrero, mayo y septiembre. En el Año de la Rata, la cabra es víctima de un conflicto ajeno y terminará envuelta en engaños, lo cual repercutirá en su trabajo, estudios y finanzas.

Este año, el sistema inmunológico requiere especial atención. Con esfuerzo, constancia y determinación debe remover cada una de las piedras que le impiden abandonar el abismo sin entorpecer la salida. La solución de problemas es parte de un aprendizaje constante. El arte de la guerra es también el arte de la resiliencia.

DÉCIMA POSICIÓN: conejo

Sus protegidos: cerdo, perro y cabra

Sus adversarios: gallo, rata y dragón

Vuelva a su madriguera que ha llegado el invierno. La rata y el dragón, por tiera y aire, andan de cacería. El gallo, su enemigo natural, está siendo protegido por el dragón. El conejo no deberá abandonar su escondite especialmente en los meses de agosto y noviembre. Se acabaron las provisiones y solo queda esperar que la cabra lo rescate.

¿Cómo llegó el conejo hasta aquí? En el Año de la Rata el conejo sufre una traición que proviene de su círculo más íntimo. Como su talento no es reconocido y sus habilidades no son valoradas, el conejo cae lentamente a un hoyo profundo y no está en capacidad de salir. Se produce un desequilibrio entre sus expectativas laborales y familiares.

Si el conejo no pide ayuda nadie sabrá dónde está. La comunicación es indispensable para no caer en un péndulo de ansiedad y depresión. El conejo debe luchar por mantener su tranquilidad emocional a través de la meditación, el ejercicio y la comida sana. Un viaje inesperado es una buena medicina. En el mes de julio la situación puede empezar a mejorar.

Mientras que el metal del año combina bien con el agua de la rata, la madera del conejo resulta el último eslabón. Debe refugiarse en su familia y mantener intacto los lazos afectivos. No hay patas de la suerte ni sombreros de mago, pero una vez termine el invierno volverá a ver la primavera en todo su esplendor. Anímese a saltar.

UNDÉCIMA POSICIÓN: caballo

Sus protegidos: tigre, perro y cabra

Sus adversarios: rata, buey y caballo

A todo galope abandone el corral rumbo a la explanada. Este año, la rata, su enemiga natural, habita la Casa del Taisui, y el buey intentará cerrarle el paso. Mientras permanezca en movimiento estára a salvo. Proteja a toda costa su libertad y espere a la cabra que finalmente lo conducirá por un camino seguro.

A su paso, el caballo sentirá la tentación de incendiar la pradera. El fuego del caballo funde el metal del año pero es sofocado por el agua de la rata. Debido a los trotes que esta temporada le demanda tiene que vigilar su salud, especialmente el sistema digestivo. El estrés y otras molestias serán más notorias en abril, diciembre y el próximo enero.

Una estrategia colaborativa en los meses de junio, julio y octubre puede brindarle beneficios y mayor tranquilidad a un año agitado y hasta vertiginoso. Dormir es esencial para mantener el ritmo. Será necesario fortalecer su equipo de trabajo o estudio para repartir las tareas que antes solo el caballo asumía. Cuando el trabajo es colectivo, se llega más lejos.

Sin importar donde se encuentre, siempre vuelva a casa. No puede haber distancia en las relaciones afectivas. Su ausencia física o emocional está creando vacíos insalvables. Mantenga el diálogo abierto y propicie el acercamiento. Apenas recupere su energía y se llene de optimismo, liderará la carrera y ya nadie podrá pararlo.