09.02 | Información General 

La lucha para encontrarle familias a niños: la difusión en redes y el efecto multiplicador

El Juzgado de Familia local cuenta actualmente con 140 chicos en abrigo y en estado de adoptabilidad. La principal traba para lograr que sean adoptados es el límite de edad que solicitan los postulantes. El desafío que enfrentan día a día y los mitos a derribar: hay pocos inscriptos y la vinculación lleva menos tiempo de lo que se cree. El Registro Único de Adoptantes y la convocatoria pública.

Darío Machado
@dariomachado9
[email protected]


Josefina Bargas
@JosefinaB
[email protected]

"Si difundís esta convocatoria aumenta la posibilidad de encuentro familiar", es uno de los mensajes que acompaña las publicaciones en redes sociales donde se detallan las características de adolescentes a quienes se les busca con urgencia una familia para que los acoja y proteja. En el caso de Olavarría actualmente se convoca por Facebook a postulantes para adoptar a tres chicos de 15 años que están institucionalizados, pero en el sistema son muchos más los que esperan ser adoptados.

"Ya hoy por hoy no tenemos postulantes para chicos de 11 años, y es muy tremendo porque son chicos que tienen todo el derecho de vivir en una familia. Son completamente buenos, sanos de alma, de espíritu y que todo lo que quieren es tener una familia, lo que no tuvieron" sintetizó el juez Daniel Morbiducci sobre cuál es la situación que se vive en Olavarría en torno al sistema de adopción. La realidad demuestra que quienes están interesados en adoptar prefieren chicos de entre 0 a 10 años, algo que se refleja en las estadísticas del Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires.

En el Juzgado de Familia Nº 1 cuentan con alrededor de 140 chicos registrados en abrigo, que incluyen a niños de Olavarría, General La Madrid, Laprida y Bolívar. Algunos están con medidas de abrigo vigente, es decir, que pueden estar en un hogar o con un familiar del ámbito más cercano; y otros en estado de adoptabilidad "pero con la edad que tienen no podemos conseguir a nadie" refirió Morbiducci.

El magistrado describió en este marco cuáles son los pasos para que la Justicia determine que un chico esté en condiciones de ser adoptado. "Previo a la adopción hay una medida administrativa que se llama abrigo, que es institucional y tiene un plazo que son 6 meses, con control de legalidad de la justicia, mía en este caso, pero que lo adoptan organismos administrativos que son los Servicios Locales. Nosotros tenemos muchos chicos en medidas de abrigo".

Existen dos maneras de dar un cierre a estas situaciones. Por un lado, que los niños "puedan volver a la familia biológica porque se removió el obstáculo por el cual ese chico estaba con derechos vulnerados; ya sea por violencia, descuido, no escolarización, no atención de la salud, casos peores como abuso, que hay muchísimo también". De lo contrario, "si durante ese periodo se trabajó y los padres o el padre o la madre biológica o alguien de la familia ampliada biológica no pudo revertir esa situación, el organismo administrativo sugiere que se decrete la situación de abandono y adoptabilidad, que es el paso previo a la adopción" explicó Morbiducci.

Al llegar a esta instancia se recurre al Registro Único de Adoptantes, en la que las personas interesadas en adoptar niños o adolescentes deben inscribirse previo cumplir una serie de requisitos, que, tal como aclaró el Juez de Familia, "no son tan complicados". Enumeró así que se realiza una evaluación para ver si están aptos para adoptar, pero los postulantes no deben ser necesariamente un matrimonio, "puede ser persona sola, pueden ser parejas, convivientes, pueden ser del mismo sexo, no hay ningún problema. Las condiciones económicas tampoco son determinantes para ser postulante para adopción. Y la inscripción se hace en el Juzgado de familia más cercano a su domicilio".

"Una vez aprobado quedan inscriptos y de acuerdo a su pretensión en cuanto edad, cantidad de chicos (hermanos) que están dispuestos a adoptar, cuando uno decreta el estado de abandono y adoptabilidad pide el listado de acuerdo al perfil del niño y de la cantidad de niños y ellos nos mandan del registro los posibles postulantes que reúnen las condiciones para esos chicos. De ahí se hace una selección y se empieza en la vinculación, que puede terminar en lo que queremos: la adopción", detalló Morbiducci.

La nota completa en la edición impresa de EL POPULAR