140940

10.02 

Ellos no pueden prender el ventilador: cómo evitar los golpes de calor en perros

El clima caluroso de algunos lugares puede ser muy perjudicial para nuestras queridas mascotas. Los perros no están acostumbrados a pasar tanto calor como los humanos y no son tan eficientes a la hora de liberarlo.

Ellos también padecen las temperaturas altas. Además, conservan el calor más fácilmente, por eso es muy importante que evites su sobrecalentamiento.

Existen unas características en los perros que pueden hacer que sean más propensos a los golpes de calor. Aquellos de más edad, los que tienen sobrepeso o sufren de cardiopatías son más propensos a sufrir un golpe de calor en perros. Si tu mascota tiene el hocico corto (como los pugs o los bulldogs) le resultará más difícil jadear para liberar su calor corporal, por lo que tendrá un riesgo mayor. Existen razas que llevan muy mal el calor (bulldog, bóxer, san bernardo, pug, shih tzu...), si la tuya está dentro de alguna de estas, es recomendable que evites tenerlas en zonas de temperatura extremadamente calurosa.